El Craega compra por 180.000 euros el local del restaurante Tempo para su nueva sede

Una decena de trabajadores de Monforte se trasladará a las instalaciones de la Avenida Carvallo Calero, así como los cinco que operan ahora mismo desde el Pazo de Feiras. La previsión es que las dependencias abran el año que viene
Local del antiguo restaurante Tempo. XESÚS PONTE
photo_camera Local del antiguo restaurante Tempo. XESÚS PONTE

El Consello Regulador de Agricultura Ecolóxica de Galicia (Craega) dará una nueva vida al local que ocupó el restaurante Tempo . Según confirmó el presidente del consello, Francisco López Valladares, la entidad se hará con el local, que cuenta con 850 metros cuadrados, por un precio de 180.000 euros para instalar su sede en Lugo.

Una decena de los trabajadores con los que cuenta en las actuales dependencias de Monforte se trasladarán a las situadas en la Avenida Carvallo Calero, mientras que dos o tres permanecerán allí. También se irá a esas instalaciones el personal que ahora trabaja en el Pazo de Feiras y Exposiciones, donde el Craega alquila un local que abandonará en cuanto su nueva sede esté acondicionada. La oficina de Vilanova de Arousa seguirá funcionando como hasta ahora. López Valladares explica que se negociará el traslado con todos los trabajadores, contemplando subidas salariales y hasta soluciones de transporte si fuera preciso.

"Ademáis do prezo, tamén nos interesou que disporíamos de espazo para aparcar e boas conexións para saír de Lugo"

El nuevo local, que se encuentra en las proximidades de la Facultad de Veterinaria, cuenta con dos plantas y un sótano que serán ocupados en su totalidad. En ese último se ubicará el archivo y almacén: en la primera planta, las oficinas y en la segunda, se instalará una sala de reuniones y una pequeña cocina que se usará para hacer algunas degustaciones.

Las alternativas al restaurante Tempo

El presidente del consello explicó que el organismo revisó muchos establecimientos de Lugo antes de decidirse por este. "Ademáis do prezo, tamén nos interesou que disporíamos de espazo para aparcar e boas conexións para saír de Lugo", apuntó.

El Craega cuenta con nueve coches que utilizan sus técnicos a diario cuando se trasladan para hacer inspecciones y certificaciones. Aunque contemplaron alternativas como el local donde estuvo Almacenes Galán, en la esquina de Bolaño Rivadeneira con Quiroga Ballesteros, y otros establecimientos del centro de Lugo, esas opciones sumarían "media hora máis polo menos para saír da cidade e teríamos que alugar prazas para aparcar", apunta López Valladares.

También visitaron la Casa Grande de Nadela, pero el precio resultaba muy superior y, además, les pareció que precisaría mucho mantenimiento, con jardines e instalaciones exteriores. De la misma manera se plantearon el edificio del antiguo hotel Jorge I, por el que se pedían 550.000 euros, y de cuyos 2.700 metros cuadrados utilizarían solo una parte y alquilarían el resto a empresas u oficinas en busca de sede. Sin embargo, según López Valladares, se decantaron por un establecimiento más pequeño, en el que pudieran operar con total autonomía y de un precio más competitivo. El presidente de Craega explica que el local estaba ahora en manos del banco de Santander y despertaba interés entre muchos hosteleros, pero el hecho de que no contara con licencia de hostelería en vigor les disuadió de hacer una oferta y contribuyó a ajustar su precio.

El plan del consello es el de realizar las obras a lo largo de este año para estar en condiciones de abrir la nueva sede en Lugo a partir de 2025. Desde ahí saldrán los técnicos que deban hacer certificaciones en la zona centro de Lugo, en A Mariña y en la provincia de A Coruña. Los técnicos de Monforte, por su parte, cubrirán la Zona Sur y la provincia de Ourense, mientras que los de Vilanova seguirán asumiendo las certificaciones de Pontevedra.