Correos niega que esté destruyendo empleo y garantiza el servicio postal público

La compañía salía así al paso de las críticas vertidas por CC.OO. y UGT, que tienen convocada una huelga para los días 1, 2 y 3 de junio
Generated by  IJG JPEG Library
AppleMark
photo_camera La protesta del pasado miércoles en Lugo. VICTORIA RODRÍGUEZ

Correos niega que esté destruyendo empleo, ni cerrando oficinas o centros de distribución ni que tenga un plan de privatización de la compañía y asegura que garantiza el servicio postal público.

Respondía así a las críticas realizadas por los sindicatos CC.OO. y UGT, que tienen convocada una huelga para los días 1, 2 y 3 de junio y que el pasado miércoles llevaron a cabo una recogida de firmas en la Rúa da Raíña de la capital lucense.

La compañía postal explica que se encuentra "inmersa en un proceso de transformación de su modelo negocio, sin privatización ni despidos", con el fin de generar los ingresos que "reviertan una situación de pérdidas de envíos postales agravada por la situación de la pandemia". Asegura que el año pasado se registraron 212 millones menos de envíos que en 2020 y en ese ejercicio 500 millones menos que en 2019.

Correos indica que en el periodo 2018-2021 ha convocado 13.297 plazas para personal laboral indefinido, de las que 7.730 personas ya se han incorporado a su puesto y está en marcha la convocatoria de los 5.377 empleos restantes.