Sábado. 17.11.2018 |
El tiempo
Sábado. 17.11.2018
El tiempo

La construcción vuelve a repuntar tras la crisis y el sector no encuentra obreros

Edificio en construcción, por César Dorado, en Montirón. ANA SOMOZA (AEP)
Edificio en construcción, por César Dorado, en Montirón. ANA SOMOZA (AEP)

La afiliación, la licitación de obra pública y las transacciones inmobiliarias suben por primera vez desde hace años 

El sector de la construcción en Lugo está experimentando este año, por primera vez desde 2009, un cambio de tendencia, según los indicadores que maneja la Asociación Provincial de Empresarios de la Construcción. Los datos de afiliación, de construcción de viviendas, de licitación de obra pública y de transacciones inmobiliarias apuntan a un repunte de la actividad, que pese a ser mucho menor que antes de la crisis se encuentra de nuevo con uno de los problemas que tuvo entonces, la falta de mano de obra.

Si durante el boom de la construcción otras comunidades se rifaban a los trabajadores -Canarias casi llegó a dejar sin encofradores a las empresas lucenses- y, "con sobres y productividad", en muchos casos se pagaba por encima de convenio, ahora las circunstancias son otras. Cuando llegó la crisis, la media de edad en el sector era alta, por lo que en el rango de encargado y jefe de obra hubo muchos trabajadores que, cumplidos los 50 años, adelantaron el retiro, explica el presidente de la Apec, Hipólito Trinidad. La crisis destruyó en la provincia unos 4.000 empleos en el sector, pero inscritos como desempleados solo hay unos 2.000, señala.

Es así también porque parte de esos trabajadores se marcharon a otros países -Suiza y, ultimamente, Portugal, donde la construcción «va como un tiro»- y otros se reconvirtieron. El trasvase más habitual fue a la hostelería, hasta entonces ocupada en gran parte por inmigrantes. La Apec no esconde tampoco que la construcción se convirtió a ojos de muchos en un sector "maldito" y algunos de esos trabajadores que ahora podrían volver a ella, no quieren hacerlo por temor a que la situación pueda repetirse.

El problema de la falta de obra cualificada, sobre todo en los perfiles de jefes, capataces y encargados, está siendo general -"en Madrid se están robando las cuadrillas", apuntan desde la Apec- pero en Galicia afecta más a las provincias de Lugo y de Ourense por sus características demográficas, con menos población en edad laboral, explica Trinidad.

La Apec señala también el inconveniente de que este año la Xunta no ha sacado formación en construcción para desempleados, aunque cuando la hay tampoco tiene mucha demanda, lamenta Trinidad, quien asegura que, con la convergencia salarial que se produjo en el periodo 2007-2011 (del 15%) para equiparar los salarios gallegos a los nacionales, actualmente se puede ganar un buen sueldo en la construcción, dice. La opción de recurrir a mano de obra inmigrante no es viable porque tampoco está formada, señala el presidente de la Apec.

La construcción vuelve a repuntar tras la crisis y el sector no...
Comentarios