Construcción y mar copan los puestos laborales de difícil cobertura en Lugo

Transporte, atención sociosanitaria, hostelería, análisis de datos y seguridad informática también presentan déficit
La grúa, trabajando este jueves en O Garañón. SEBAS SENANDE
photo_camera Lugo demanda operarios de grúa. SEBAS SENANDE

Los empleos relacionados con la construcción y, sobre todo, con el mar son lo que copan el listado de puestos de más difícil cobertura en la provincia de Lugo. Según el catálogo de este último trimestre publicado por el Servicio Público de Empleo Estatal (Sepe), dependiente del Ministerio de Trabajo, en la provincia hay 27 ocupaciones de difícil cobertura, y de ellas 18 están relacionadas con el trabajo en los barcos y siete, con el de la construcción.

La presencia de una ocupación en el catálogo de la zona geográfica de que se trate, implica, para el empleador, la posibilidad de tramitar la autorización para residir y trabajar dirigida a un trabajador extranjero, dado que las listas de desempleo no son suficientes para cubrir la demanda.

La demanda en el sector naval incluye desde frigoristas o jefes de máquinas de buques mercantes hasta auxiliares de buques de pasaje o caldereteros. De hecho, en A Mariña lucense es notable la presencia de colectivos extranjeros de indonesios y peruanos que nutren de mano de obra los barcos.

Menos relevante por el número pero bastante más por el peso del sector en la economía y la población total potencialmente afectada es el déficit de trabajadores en el sector de la construcción y las reformas.

Hasta siete especialidades están en números rojos preocupantes: carpinteros de aluminio, metálico y pvc; montadores de carpintería metálica, aluminio y pvc; instaladores electricistas de edificios y viviendas; instaladores electricistas en general; conductores-operadores de grúa de camión; conductores-operadores de grúa fija en general y conductores-operadores de grúa móvil.

El catálogo del Sepe se completa con otras dos categorías casi anecdóticas: deportistas profesionales y entrenadores deportivos, destinados casi en exclusiva a los equipos deportivos profesionales y semiprofesionales de las distintas modalidades en la provincia.

Estos datos, según confirma la Confederación de Empresarios de Lugo (CEL), coinciden con los recogidos por la patronal lucense a través de los servicios de la Agencia de Colocación. Pero, a ellos, unen otros sectores que presentan un déficit de mano de obra muy notable sin llegar al nivel de los señalados por el Ministerio de Trabajo. Son el transporte (especialmente conductores de camión); atención sociosanitaria (auxiliares de geriatría, tanto para domicilios como para instituciones sanitarias), hostelería (en cualquier especialidad) o personal muy especializado como analistas de datos o especialistas en seguridad informática.

En este punto, la CEL alude al monográfico realizado al respecto por la patronal Cepyme, 'El reto de las vacantes en España', "cuyos resultados apuntan a que el 71% de las pymes tiene problemas para cubrir las vacantes de empleo. El desajuste entre la oferta y la demanda de mano de obra requiere un tratamiento multiministerial que implique a diversas administraciones y estamentos, ya que sus causas son de variada índole, desde demográficas, sociales y económicas hasta educativas y procedimentales".

Pese a todo, los empresarios lucenses no parecen estar acudiendo a las posibilidades que les ofrece la normativa sobre puestos de difícil cobertura para tratar de conseguir trabajadores.

Las opciones son varias, ya que existen empresas especializadas que incluso buscan a la mano de obra en origen, tramitan su llegada a España e incluso completan su formación a petición de las empresas y la propia Xunta dispone de un programa de retorno que facilita la llegada desde el extranjero de descendientes de gallegos hasta de tercera o cuarta generación.

Sin embargo, la CEL reconoce que no se está echando mano de estas posibilidades, o no al menos de manera generalizada o por sectores. Las iniciativas, si las hay, son individuales por parte de algunas empresas, que tampoco suelen dar a conocer sus planes precisamente para evitar la competencia por la mano de obra.

Camioneros, un caso paradigmático: "Debería existir un ciclo de FP para formar profesionales del transporte"

El caso del sector del transporte es paradigmático porque la situación es común a prácticamente todos los países europeos. Faltan conductores, y Lugo no es una excepción. José Fernández, presidente de la patronal Tradime, calcula que en estos momentos el déficit en toda la provincia puede rondar los cien empleos, y avisa de que probablemente irá a peor.

José Fernández, en la sede de Tradime en la Ronda da Muralla. SEBAS SENANDE
José Fernández, en la sede de Tradime en la Ronda da Muralla. SEBAS SENANDE

Fernández no cree que este problema se deba solo a los salarios, "porque en estos momentos en Lugo estamos bastante equiparados con A Coruña o Pontevedra. Este año se subió el IPC más un 0,75%". Apunta, sin embargo, a la situación en Europa, ya que muchos camioneros de los países del Este que antes conducían en España se han vuelto a sus países al mejorar las condiciones en estos. También a la falta de renovación en el sector, con muchas jubilaciones anticipadas y, en su opinión, a que la profesión de camionero "arrastra desde siempre mala fama".

Para contrarrestar esto, considera Fernández, sería necesario "crear ciclos de FP para transporte, igual que los hay para otras profesiones. No se entiende que haya FP para soldadores o mecánicos y no la haya para algo fundamental como el transporte". El presidente de Tradime conoce iniciativas llevadas a cabo en otros lugares, como la llegada a Galicia de un colectivo de peruanos para formarse como camioneros en la comunidad, pero traídos por agencias especializadas a petición de empresas del sector, o incluso "empresas que están pagando de su bolsillo el CAP a los conductores a cambio de un compromiso de permanencia", pero cree que en Lugo no se están dando.

Comentarios