Dos conductores bebidos causan accidentes en Lugo, uno de ellos casi quintuplicaba la tasa

La Policía Local dio el alto a otros seis infractores por dar positivo en alcohol y a dos más por ir al volante sin carné
El vehículo que volcó en Castelo de Arriba, cuyo conductor dio positivo en alcohol. POLICÍA LOCAL
photo_camera El vehículo que volcó en Castelo de Arriba, cuyo conductor dio positivo en alcohol. POLICÍA LOCAL

La Policía Local tuvo que intervenir el fin de semana en Lugo en dos accidentes de tráfico, en los que los conductores que los provocaron iban bebidos. En estos percances solo se registraron daños materiales, no personales.

En uno de ellos, una colisión entre dos vehículos en la Rúa San Roque, el conductor de uno de los vehículos casi quintuplicaba la tasa máxima de alcoholemia. Dio 1,15 miligramos del alcohol por litro de aire espirado, por lo que en las próximas semanas tendrá que acudir a un juicio rápido por un delito contra la seguridad vial.

Salida de vía y vuelco en Castelo de Arriba

En Castelo de Arriba un turismo se salió de la calzada y volcó. Su conductor también dio positivo, 0,40 miligramos de alcohol por litro de aire espirado.

Durante los controles de alcoholemia y drogas que realizaron los agentes durante el fin de semana en vías del casco urbano, con vehículos policiales rotulados y  otros camuflados, dieron el alto a otros seis conductores que iban bebidos al volante. Dos de ellos, que fueron interceptados en la Rúa San Roque y en Carril dos Loureiros, casi triplicaron la tasa al dar 0,74 y 0,70, respectivamente. Sus vehículos fueron inmovilizados y los infractores tendrán que comparecer en el juzgado acusados de sendos delitos contra la seguridad vial.

Conductor sin carné en la Rúa Monte Faro

También pararon en la Rúa Monte Faro a un conductor que nunca había sacado el carné y en la Rúa da Herba a otro que circulaba pese a tener retirado el permiso por la pérdida de todos los puntos. Ambos serán juzgados por un delito contra la seguridad vial.

Otros cuatro conductores fueron multados con 500 euros y la retirada de cuatro puntos del carné porque dieron entre 0,43 y 0,47 miligramos de alcohol por litro de aire espirado. Fueron sorprendidos cuando circulaban por las calles Luís Seoane, García Abad y Otero Pedrayo y por la Ronda da Muralla. Además los agentes les inmovilizaron sus vehículos.