miércoles. 26.01.2022 |
El tiempo
miércoles. 26.01.2022
El tiempo

Una conductora ebria causa temor en el casco histórico en la tarde de Reyes

El vehículo interceptado en San Pedro. EP
El vehículo interceptado en San Pedro. EP
La mujer, de 49 años y natural de Cataluña, buscaba un hotel de la Rúa da Raíña y se perdió, por lo que atravesó varias calles peatonales atestadas de gente. Triplicó la tasa de alcoholemia

Agentes de la Policía Local de Lugo denunciaron a una mujer, de 49 años de edad y de origen catalán, que puso en peligro a numerosos viandantes al conducir bebida por el casco histórico de la ciudad en plena tarde del día de Reyes, cuando la zona se encontraba atestada de gente. Según explicó la conductora ante los policías, se encontraba en Lugo haciendo turismo y se perdió buscando un hotel.

Los hechos sucedieron sobre las seis y media de la tarde del pasado jueves, cuando una patrulla de la Unidad Territorial de Policía de Barrio detectó que un vehículo circulaba "de forma irregular" por el casco histórico de Lugo, concretamente por la Rúa San Pedro, en las inmediaciones de la casa consistorial y de la iglesia de A Nova.

Los agentes le dieron el alto y comprobaron que la conductora presentaba "signos evidentes de hallarse embriagada", ya que tenía "habla pastosa" y desprendía un "fuerte olor a alcohol". Además, la mujer no tenía ningún tipo de autorización para circular por zona peatonal.

Según explicó la mujer en ese momento, se había trasladado de Cataluña a Galicia para pasar unos días porque sus padres son gallegos y reservó una habitación en el hotel Méndez Núñez, en la Rúa da Raíña. La conductora accedió al casco histórico y comenzó a dar vueltas buscando el establecimiento. Así, circuló por la Rúa Montevideo, Quiroga Ballesteros, Rúa Armanyá, Rúa Progreso y San Pedro, donde fue interceptada.

Tras escuchar sus explicaciones, los policías le pidieron que se sometiera a la prueba de alcoholemia, en la que arrojó una tasa de 0,79 miligramos por litro de aire espirado, más del triple de la tasa legal permitida. Ante esta situación, la conductora fue trasladada a la Unidad de Sanciones de la Policía Local, donde le instruyeron diligencias por un delito contra la seguridad vial.

Tal y como señaló este viernes el portavoz del cuerpo, los agentes comprobaron además que la mujer tenía actualmente el carné de conducir retirado, ya que había sido condenada por otros delitos de tráfico y no había realizado el curso pertinente de sensibilidad y reeducación vial, un trámite obligatorio para recuperar el permiso de conducir tras su retirada por orden judicial. Por este motivo, los policías le abrieron otro expediente y propusieron que se imponga una sanción de 500 euros. Igualmente, el vehículo fue inmovilizado y trasladado por una grúa hasta el depósito municipal de O Ceao.

PRECINTO. Ese mismo día, poco después de las once y media de la mañana, una patrulla de la Unidad Territorial de Policía de Barrio detectó un vehículo en la zona de A Campiña, sobre el que pesaba una orden de captura, depósito y precinto por embargo.

Los agentes realizaron los trámites necesarios y solicitaron que la grúa trasladara el turismo hasta el depósito municipal de vehículos, "donde quedó a disposición de la administración correspondiente", explicaron.

Una conductora ebria causa temor en el casco histórico en la tarde...