Condenados a penas de 20 meses de cárcel por asaltar a dos jóvenes en Recatelo

Los dos acusados empujaron a las víctimas contra la pared y les arrebataron el dinero y los móviles. ► El atraco ocurrió hace cinco años
undefined
photo_camera La Rúa Isaac Díaz Pardo, en Recatelo, donde ocurrió el asalto. V. RODRÍGUEZ

El juzgado de lo Penal número 1 de Lugo impuso sendas condenas de 20 meses de prisión a dos jóvenes que asaltaron a otros dos chicos en plena calle, hace ya cinco años, para robarles el dinero y el móvil.

La sentencia explica que los hechos sucedieron sobre las siete de la mañana del 25 de marzo de 2018, cuando los acusados —en compañía de otras dos personas que no llegaron a ser identificadas— se acercaron a dos jóvenes en la Rúa Isaac Díaz Pardo, en Recatelo, y los agarraron por los brazos. Acto seguido, los empujaron contra la pared y comenzaron a registrarles los bolsillos.

Los asaltantes le robaron a una de las víctimas un total de 20 euros en efectivo y un teléfono móvil de la marca LG tasado en 90 euros, mientras que al otro chico le arrebataron 40 euros y otro teléfono, un Samsung Galaxy, que fue valorado pericialmente en 200 euros.

Las víctimas denunciaron los hechos y los agentes de la Policía Nacional de Lugo lograron identificar a dos de los autores de la sustracción, que fueron condenados a sendas penas de 20 meses de cárcel como autores de un delito de robo con violencia e intimidación.

Recurso

Los acusados negaron los hechos en el juicio y recurrieron la sentencia ante la Audiencia Provincial de Lugo, que confirmó el fallo. La sala recuerda que, tras el incidente, varios testigos reconocieron a los asaltantes en una rueda de reconocimiento, aunque en la vista oral arrojaron algunas dudas sobre este aspecto. Además, los afectados aportaron la descripción física de los ladrones y dieron datos del vehículo en el que se habían marchado del lugar del robo, como que tenía las llantas negras y los cristales tintados.

El tribunal provincial explica además en su sentencia que los acusados "no manifestaron ninguna alternativa razonable que no los situara juntos en el lugar del robo". Con estos argumentos, los magistrados confirmaron la condena, que ya es firme.

Además de las penas de prisión, los asaltantes fueron condenados a indemnizar conjuntamente a las víctimas en una cantidad total de 350 euros por el dinero y los teléfonos sustraídos, que no llegaron a ser recuperados.