viernes. 22.11.2019 |
El tiempo
viernes. 22.11.2019
El tiempo

Condenado un menor que robó en una nave de O Ceao

O Ceao. EP
O Ceao. EP

El dueño logró acorralar al adolescente y a dos compinches y pudo retenerlos, cerrando el paso con su coche hasta que llegó la Policía

Un menor que entró a robar en las instalaciones de una empresa de O Ceao y acabó acorralado por el propietario fue condenado a cumplir una pena de cincuenta horas de tareas socioeducativas como autor de un delito de robo con intimidación, en grado de tentativa.

El juez explica en la sentencia que el 23 de agosto de 2018, sobre las ocho de la mañana, el menor, de 16 años, acudió a las instalaciones de la empresa Lugocanal, sita en la Rúa dos Torneiros. Una vez allí, el chico -que iba acompañado por otros dos jóvenes, mayores de edad- accedieron con su vehículo a la finca anexa a la nave y comenzaron a cargar en el maletero varias chapas metálicas.

Justo en ese momento, el dueño de la empresa los pilló in fraganti y decidió frustrar cualquier posibilidad de fuga de los ladrones, para lo que estacionó su turismo en la puerta del recinto. De este modo, bloqueó la salida y acorraló a los tres jóvenes.

En ese momento, al verse sorprendido, el menor comenzó a gritar: "Saca el coche o te vamos a dar". Además, cogió unos palos que había en la finca y amenazó al hombre.

Sin embargo, la conducta agresiva de los jóvenes no intimidó al empresario, que entró en su nave y llamó a la Policía Nacional. Los agentes acudieron al lugar y detuvieron a los ladrones, que finalmente no lograron apoderarse de ningún objeto.

CONDENA. Por estos hechos, el menor fue condenado a cincuenta horas de tareas socioeducativas sobre el respeto a la propiedad ajena y a la seguridad vial, "para que reflexione sobre lo intolerable del delito y sobre las consecuencias que tuvo para el perjudicado; así como para que desarrolle valores prosociales, haciendo hincapié en el respeto a la propiedad ajena, la capacidad de reflexionar para actuar y el autocontrol".

El abogado del chico -que ya tenía otros expedientes abiertos en el juzgado de menores- alegó que no había quedado acreditado que utilizara violencia o intimidación y que no eran actos violentos "suficientes para transformar un posible hurto en un robo".

El juez, sin embargo, concluye que los tres jóvenes llegaron incluso a coger varios palos para que el empresario los dejara marchar, por lo que no existen "dudas" de que actuaron de forma violenta. La sentencia del juzgado de Menores también fue confirmada por la Audiencia Provincial.

Las diligencias con respecto a los otros dos detenidos que participaron en los hechos, ambos mayores de edad, fueron trasladas al juzgado de lo Penal, donde se celebrará el juicio.

Condenado un menor que robó en una nave de O Ceao