miércoles. 26.01.2022 |
El tiempo
miércoles. 26.01.2022
El tiempo

Condenado por maltratar a su mujer y pegar a sus dos hijas con una fusta

Edificio de los juzgados de Lugo, en la Praza de Avilés. SEBAS SENANDE
Edificio de los juzgados de Lugo, en la Praza de Avilés. SEBAS SENANDE
El hombre agredía a su pareja constantemente y la amenazaba con frases como: "Un día te voy a matar sin querer" o "no vas a volver a ver a las niñas". El juez le impuso dos años de prisión

El juzgado de lo Penal número 1 de Lugo impuso una condena de dos años de prisión a un hombre acusado de maltratar a su mujer durante una década y golpear con una fusta a sus hijas menores, hasta que las pequeñas cumplieron 8 y 9 años de edad, cuando fue detenido y el juez dictó una orden de alejamiento y lo separó de las víctimas.

La sentencia considera probado que el acusado mantuvo una relación sentimental con su pareja durante diez años y tuvieron dos hijas en común. A lo largo de la convivencia, el acusado menospreció y golpeó a su compañera y a las niñas "de forma constante, menoscabando gravemente la armonía y la paz familiar".

Así, en una ocasión, el hombre golpeó a la mujer en la espalda con una silla, mientras que en otra la tiró encima de la cama y la amenazó de muerte. El fallo judicial recoge que, tras alguna de las agresiones, el acusado llegó a decirle: "Mira lo que te he hecho. Cualquier día, por tu culpa, sin querer te voy a dar un golpe y te voy a matar". Además de amenazarla, el acusado le propinaba bofetadas y puñetazos "con frecuencia" y le dirigía insultos y menosprecios como: "Eres una mierda" o "no vales para nada". La sentencia explica también que el hombre solía atemorizar a su pareja diciéndole que no iba a volver a ver sus hijas y que no iba a saber nada más de ellas.

En una ocasión, una de las niñas dijo que no le gustaba la comida y el acusado la arrastró de los pelos hasta el pasillo y le dio una patada

El fallo recoge otro episodio ocurrido el 22 de mayo de 2011, cuando la pareja discutió en su domicilio y el hombre agarró a la mujer con fuerza de la mano y le provocó una distensión, por lo que tuvo que recibir asistencia médica y tardó veinte días en recuperarse por completo.

Además de atacar a su mujer, el acusado también golpeaba "con frecuencia" a sus dos hijas, "para lo que utilizaba una vara o fusta". Una vez, como a una de las niñas dijo que no le gustaba la comida, el hombre la agarró por los pelos, la arrastró hasta el pasillo y le propinó una patada. En otra ocasión, a finales de junio de 2018, el acusado golpeó a su otra hija con una manguera. Finalmente, el hombre fue detenido y el 24 de julio de 2018 el juzgado de Instrucción número 2 de Lugo acordó una orden de protección y separó al acusado de su familia.

Por estos hechos, el juzgado de Instrucción número 2 de Lugo condenó al hombre por un delito de maltrato habitual y otro de malos tratos, por los que le impuso penas de 21 meses y tres meses de prisión, respectivamente, así como un total de cuatro años y tres meses de alejamiento de las víctimas.

Tras conocer la sentencia, el letrado de la defensa presentó un recurso de apelación ante la Audiencia de Lugo, solicitando que le redujeran la pena impuesta. Sin embargo, el tribunal rechazó su petición. "Hemos de considerar que no existe justificación de ningún género para revisar, a la baja, la pena impuesta en la sentencia apelada, que entendemos que resulta, no solo legal, sino también proporcional a la gravedad de los hechos probados, que aquí hemos ratificado", apunta. De este modo, la sala provincial avala el fallo del juzgado de lo Penal y confirma la condena de dos años de prisión.

Condenado por maltratar a su mujer y pegar a sus dos hijas con una...