viernes. 25.09.2020 |
El tiempo
viernes. 25.09.2020
El tiempo

Condenado un ladrón pese a que fracasó en sus intentos de desvalijar coches en Lugo

En una ocasión no logró arrancar una radio CD y otra vez le quedó la punta del destornillador clavada en la manilla. Aceptó seis meses de cárcel

Un lucense, con iniciales A.C.O., fue condenado este martes en el Penal número 1 de Lugo como autor de un delito continuado de robo fuerza en las cosas en grado de tentativa. El joven se empeñó en cometer varias sustracciones en diferentes vehículos estacionados en la vía pública, pero nunca fue capaz de lograr su propósito y tan sólo consiguió acabar condenado a seis meses de cárcel.

El chico reconoció este martes ante la jueza que en la noche del 8 al 9 de mayo de 2017 se acercó a un vehículo que se encontraba estacionado en la Calzada da Ponte. Acto seguido, sacó un destornillador que llevaba encima y trató de forzar la cerradura.

Sin embargo, en aquella ocasión le falló la maña y se le rompió la punta de la herramienta, que quedó clavada entre la manilla y la chapa. El acusado provocó así que se bloquearan las puertas del turismo, por lo que no pudo acceder a su interior y no consiguió apoderarse de ningún objeto.

Aun así, el acusado no desistió y esa misma noche se desplazó hasta la calle Vázquez Queipo, en el barrio de A Milagrosa, donde se acercó a otro turismo que se encontraba estacionado y correctamente cerrado.

El joven consiguió forzar la cerradura de la puerta del conductor y accedió al interior del coche, pero una vez dentro no fue capaz de arrancar el aparato de radio CD del turismo. El acusado se pasó un buen rato intentándolo, hasta que llegó la Policía Nacional y lo pilló in fraganti. En ese momento, los agentes le incautaron al joven dos destornilladores rotos y unos guantes.

El ministerio fiscal acusó al chico de un delito continuado de robo con fuerza en las cosas en grado de tentativa y solicitó inicialmente para él una condena de once meses de prisión. Sin embargo, este martes rebajó su petición de condena a seis meses de cárcel, poco más de la mitad, porque el acusado reconoció los hechos ante la jueza.

Las partes acordaron además suspenderle la pena -ya que el joven solo tiene a sus espaldas otra condena de multa por un delito de daños- a condición de que no vuelva a delinquir en los próximos meses y que indemnice a los dueños de los turismos afectados por los desperfectos que ocasionó.

Condenado un ladrón pese a que fracasó en sus intentos de...