miércoles. 30.09.2020 |
El tiempo
miércoles. 30.09.2020
El tiempo

Condenado a un año tras ser pillado 'in fraganti' en una vivienda robando joyas

Los juzgados de Lugo. AEP
Los juzgados de Lugo. AEP
El ladrón levantó las manos al verse sorprendido y huyó
 

El juzgado de lo Penal número 2 de Lugo impuso una condena de un año de prisión a un hombre —con iniciales S.G.J.— que entró en un domicilio particular del municipio lucense y fue pillado "in fraganti" por el hermano del propietario cuando robaba joyas.

El juez considera probado que el 6 de junio de 2014, alrededor de las once de la mañana, el acusado entró en una vivienda unifamiliar tras saltar el muro de cierre de la finca. Una vez dentro, forzó una ventana de la primera planta con un destornillador y accedió al interior de la casa.

El ladrón recorrió varias estancias y fue depositando todas las joyas que encontraba encima de la cama de un dormitorio, donde fue sorprendido por el hermano del dueño. Al darse cuenta de que lo habían visto, el acusado levantó las manos y emprendió la huida por la puerta principal, dejando encerrado al hombre.

En su escrito de conclusiones provisionales, el ministerio fiscal alegaba que, tan solo tres días más tarde, también sobre las once de la mañana, el ladrón consiguió entrar en otro domicilio. Una vez más, buscó joyas y las fue juntando encima de una cama con la intención de llevárselas, pero el dueño de la casa, que estaba en el sótano, escuchó ruidos y subió rápidamente al dormitorio. Al verlo, el ladrón levantó las manos y dijo: "Vale, vale, vale".

Acto seguido, el acusado se dio a la fuga por la puerta principal de la vivienda, que tenía las llaves puestas en la cerradura, y aprovechó esa circunstancia para dejar al hombre encerrado en el interior. Sin embargo, la sentencia del Penal número 2 considera probado únicamente el robo cometido el 6 de junio.


RECURSO

El acusado negó en todo momento los hechos y dijo que jamás había estado en la vivienda del denunciante. Además, su letrado recurrió la sentencia porque en el atestado policial se hace referencia a unos hechos ocurridos el 6 de mayo, y no en junio.

La Audiencia Provincial admitió el recurso de apelación y revisó el caso, pero concluyó que se trata únicamente de "un error mecanográfico" que no creó ningún tipo de indefensión al investigado, "que era conocedor de los hechos denunciados y por lo que era interrogado". De este modo, el tribunal lucense confirma la condena de un año de prisión, impuesta por el juzgado de lo Penal número 2 de Lugo, por lo que el fallo ya es firme.

El hombre tenía antecedentes por robo con fuerza
Tal y como se recoge en la sentencia, el acusado ya tenía a sus espaldas otra condena de año y medio de prisión, dictada también por el Penal número 2 de Lugo, como autor de otro delito de robo con fuerza. El juez le aplicó la agravante de reincidencia.

DILACIONES INDEBIDAS. El magistrado consideró que también concurría la atenuante de dilaciones indebidas, ya que los hechos fueron en 2014. El fiscal pedía una condena de dos años de cárcel.

Condenado a un año tras ser pillado 'in fraganti' en una vivienda...
Comentarios