jueves. 12.12.2019 |
El tiempo
jueves. 12.12.2019
El tiempo

El Concello de Lugo tiene 36 millones en el banco y debe 10 en facturas

Lara Méndez. SEBAS SENANDE
Lara Méndez. SEBAS SENANDE

El PP dice que el gobierno "nin invirte na cidade nin paga a proveedores" y Cs asegura que se rebajó el periodo de paga al cmabiar el método de cálculo

El Concello acumulaba el 30 de septiembre en diferentes cuentas bancarias 36,6 millones de euros, según consta en el balance económico del tercer trimestre realizado por la tesorera municipal, en el que además se indica que hay una deuda con proveedores de casi 10 millones de euros correspondientes a 8.458 facturas.

Los grupos de PP y Ciudadanos se hicieron este miércoles eco de estos datos y el portavoz popular, Antonio Ameijide, llegó a calificar la deuda que acumula el Concello como una "auténtica falta de respecto" a todos los proveedores y empresarios que prestan algún tipo de servicio al Concello, teniendo en cuenta el superávit de las cuentas municipales.

Según Ameijide, esta situación pone de manifiesto que "nin Lara Méndez nin Ana Prieto teñen preocupación algunha polos autónomos e empresarios da cidade", a la vez que recuerda que el dinero que se acumula en cuentas bancarias "é froito de non investir na mellora da cidade nin pagar aos provedores".

El gobierno local llevará al próximo pleno un nuevo lote de 219 facturas atrasadas por importe de 64.000 euros

El portavoz popular también explicó que el informe de la tesorera desvela que "a nefasta xestión económica dos socialistas á fronte do Concello" provocó que fueran pagadas fuera de plazo durante el tercer trimestre de 2018 un total de 1.916 facturas por un valor de 6.557.742 euros.

Ameijide denunció asimismo que de las 8.458 facturas que todavía están pendientes de pago, "5.463 xa están fóra do prazo legal de pago e, ademais, o período medio de pago das facturas pendentes ascende a 150 días".

Por su parte, Ciudadanos también advirtió de que Lugo sigue registrando retrasos en el pago de facturas y recordó que si en la actualidad el Concello no supera los 30 días de plazo máximo que da la ley para pagar a los proveedores es porque un decreto aprobado en diciembre de 2017 por el Consejo de Ministros modificó el método de cálculo del Periodo Medio de Pago (PMP). Así, con el nuevo sistema solo se computan los días que pasan entre que una factura es conformada por los servicios municipales y es finalmente abonada. En el caso de Lugo, en el tercer trimestre de 2018 el PMP fue de 7 días, según Ciudadanos, aunque asegura de que la media desde que entra la factura por el registro del Concello y es pagada al proveedor fue de 94 días.

Cs también critica que el gobierno lleve al próximo pleno un lote de 219 facturas atrasadas por importe de 64.000 euros, alguna de ellas del año 2014.

El Concello de Lugo tiene 36 millones en el banco y debe 10 en...
Comentarios