martes. 21.09.2021 |
El tiempo
martes. 21.09.2021
El tiempo

El Concello recaudó casi 10.000 euros el año pasado con la tasa de cajeros

Cajero automático abierto a la calle por el que se paga la tasa municipal. SABELA FREIRE
Cajero automático abierto a la calle por el que se paga la tasa municipal. SABELA FREIRE
Las entidades bancarias pagan cerca de 300 euros al Ayuntamiento por cada máquina expendedora de dinero al año en concepto de aprovechamiento especial de la vía pública

Las arcas municipales ingresaron, durante el año pasado, cerca de 10.000 euros -9.592,76, en concreto- en concepto del pago de la tasa por aprovechamientos especiales de la vía pública con cajeros automáticos.

Este impuesto municipal viene recogido en una ordenanza, donde se estipula que la cantidad a pagar por cada unidad de cajero automático o máquina expendedora de dinero será de 284,23 euros al año.

En total y según datos municipales, hay ahora mismo alrededor de 40 cajeros en la ciudad, que pertenecen a seis entidades bancarias distintas.

Esta ordenanza comenzó a aplicarse en el Concello de Lugo en enero de 2012. La justificación de este impuesto municipal se basa en el aprovechamiento de un espacio público por parte de una entidad privada, por lo que solo están sujetos a esta tasa aquellos cajeros abiertos a la calle, no los cerrados.

En solo dos años, entre 2018 y 2020, la recaudación bajó en 3.000 euros ante la desaparición de cajeros bancarios y de películas

Los ingresos municipales por este concepto fueron en disminución en los últimos años. En 2018, la recaudación fue de 12.790 euros por tasas de explotación de cajeros automáticos en la vía pública. En aquel entonces, la entidad que tenía más cajeros abiertos en Lugo era Abanca, que sumaba 19. Esta entidad también era la que contaba con un mayor número de cajeros por calle. Así, por ejemplo, en las vías de mayor longitud tenía dos, tres o incluso más, como sucedía en la Avenida da Coruña.

Después de Abanca, otras entidades con bastantes cajeros abiertos a la calle eran Banco Popular-Pastor, seguido del Banco de Sabadell. Detrás venían el Banco de Santander, Bankia, BBVA, Caixabank, España Duero, Ibercaja, Bankinter y Caixa Rural Galega.

El montante global recaudado por este concepto por el Ayuntamiento en 2018 fue unos 3.000 euros superior al de 2020. Eso se debe a que, entonces, era mayor el número de cajeros, que sumaban 45 frente a los 40 de ahora. La cuota, en cambio, era la misma que la actual.

Este fenómeno sigue ocurriendo, por lo que la recaudación municipal por este concepto irá a menos dado que, de año en año, baja el número de cajeros ante la cada vez mayor presencia de la banca online. De hecho, la Xunta está subvencionando, desde hace dos años, la presencia de, al menos, un cajero en aquellos municipios pequeños que no disponen de ninguna sucursal bancaria y donde el cierre definitivo de cajeros supondría desplazamientos a varios kilómetros para la población local simplemente para sacar dinero.

Hace tres años, el Ayuntamiento de Lugo consiguió reunir 568,46 euros anuales por el pago de la tasa en este tipo de máquinas expendedoras

Esta ordenanza también se aplica, por otra parte, a las máquinas expendedoras de alquiler de películas en la calle, cada vez menos presentes. La tasa, en este caso, es similar a la de los cajeros automáticos.

Hace tres años, el Ayuntamiento de Lugo consiguió reunir 568,46 euros anuales por el pago de la tasa en este tipo de máquinas expendedoras. Pero esta cifra también irá decreciendo de año en año por la desaparición paulatina de las máquinas expendedoras para el alquiler de películas, fenómeno que va en aumento tras la aparición de grandes plataformas audiovisuales como, por ejemplo, Netflix, Movistar o HBO, con una gran oferta de series y películas.

El Concello recaudó casi 10.000 euros el año pasado con la tasa de...
Comentarios