domingo. 15.09.2019 |
El tiempo
domingo. 15.09.2019
El tiempo

El Concello indemnizará a dos familias por incumplir un acuerdo urbanístico

Rúa Alfredo Brañas, donde están las fincas cedidas por los vecinos. J.VÁZQUEZ
Rúa Alfredo Brañas, donde están las fincas cedidas por los vecinos. J.VÁZQUEZ

Deberá pagar 123.000 euros a los dueños de dos fincas en Abella. Los vecinos cedieron el suelo a cambio de derechos para edificar, pero varió el PXOM y calificó las fincas como calles

El Ayuntamiento de Lugo tendrá que indemnizar con 123.388 euros a dos familias lucenses por incumplir un acuerdo urbanístico. Los afectados cedieron voluntariamente al Concello sus fincas en el año 1995 para ampliar la calle Alfredo Brañas, en el barrio de Abella, de modo que el gobierno local no tuvo pagar por expropiarlas.

Esta cesión se hizo a cambio de adquirir ciertos derechos urbanísticos, por lo que los propietarios de los terrenos podrían edificar cuando se ejecutara el PXOM, aprobado cuatro años antes. Sin embargo, en el año 2012 se modificó el planeamiento -con la entrada en vigor parcial del PXOM- y las parcelas de los afectados pasaron a calificarse como calles, anulando así cualquier posibilidad de edificar en ellas.

Los afectados -representados por el letrado lucense Pablo Figueiras Reguera, del Bufete Piroscia & Asociados- llevaron el caso a los tribunales y el juzgado Contencioso-Administrativo número 1 de Lugo les acaba de reconocer su derecho a ser indemnizados.

El Concello no contestó a la reclamación de los afectados, que acudieron al juzgado representados por el letrado Pablo Figueiras

SENTENCIA. Según se recoge en el fallo, el Concello aprobó el PXOM en enero de 1991 y dos años después adoptó el acuerdo de aprobación inicial del proyecto para las obras de urbanización de la calle Alfredo Brañas, en el barrio de Abella. Posteriormente, aprobó el proyecto de expropiación de los terrenos que eran necesarios para la prolongación de dicha calle, entre los que se incluían las parcelas numeradas como 16 y 17.

En el año 1995, los propietarios de esas dos fincas cedieron voluntariamente los terrenos al Concello y firmaron un acta de cesión, por lo que quedó sin efecto el expediente de expropiación forzosa de esas fincas. A cambio de la cesión de los terrenos, los dueños de las fincas se reservaban "el aprovechamiento urbanístico correspondiente a una futura reparcelación o compensación que se lleve a cabo en ejecución del PXOM".

La entrada en vigor parcial del PXOM el 14 de febrero de 2012 supuso que las fincas 16 y 17 -la primera en su totalidad y las segunda en parte- fueran calificadas como sistema general viario. De este modo, los terrenos cedidos por los denunciantes pasaban a ser calificados como calles, lo que impedía el aprovechamiento urbanístico reflejado en los acuerdos que había firmado Concello y propietarios de las parcelas en 1995, "de lo que se deriva un incumplimiento por parte de la administración del convenio urbanístico firmado".

La magistrada que firma la sentencia concluye así que "no pueden recibir el mismo tratamiento jurídico"

El 12 de febrero de 2016, las dos familias afectadas presentaron un escrito en el Concello de Lugo solicitando su derecho a ser indemnizados. El Concello desestimó esta reclamación por silencio administrativo, por lo que el caso acabó en el Contencioso.

Una vez en el juzgado, en su contestación a la demanda, el Concello lucense reconoció que incumplió el convenio urbanístico y el procedimiento pasó a centrarse en la cuantía de la indemnización a los propietarios afectados.

CANTIDADES. El ingeniero municipal consideraba que las fincas de los demandantes tenían que ser valoradas como los demás terrenos que formaban parte del procedimiento expropiatorio aprobado en 1994, por lo que tasaba la indemnización en un total de 43.589 euros (27.556 para los dueños de la parcela 16 y 16.033 euros para los propietarios de la 17).

El perito contratado por los demandantes, por el contrario, fijaba la cuantía atendiendo al valor actual como suelo urbano y estimaba la indemnización en un total de 246.777 euros (155.995 por el solar 16 y 90.782 por el terreno número 17).

Sin embargo, tampoco observa correcto el criterio indemnizatorio del perito que aportaron los recurrentes

La sentencia del Contencioso concluye que "no es posible aceptar el criterio mantenido por el Concello, no pudiendo tratar las parcelas de los recurrentes como las restantes que formaron parte del expediente expropiatorio, ya que fueron excluidas de este, llegando las partes (propietarios y administración) a un acuerdo consistentes en una cesión de los terrenos con reserva en favor de los propietarios del aprovechamiento urbanístico, que no se pudo llevar a cabo por mor del cambio de planeamiento".

La magistrada que firma la sentencia concluye así que "no pueden recibir el mismo tratamiento jurídico" las parcelas de los demandantes que los terrenos que formaban parte del procedimiento expropiatorio.

Sin embargo, tampoco observa correcto el criterio indemnizatorio del perito que aportaron los recurrentes, "ya que se concreta en la valoración actual de las parcelas como si de suelo urbano se tratase y con una máxima edificabilidad, y las parcelas no dejaban de tener la condición de suelo urbano no programado, y la previsión del convenio era la materialización del aprovechamiento urbanístico, y para llegar a la condición de suelo urbano era necesario llevar a cabo una serie de actuaciones que comportarían gastos diversos".

Aun así, la jueza estima "prudente y razonable" que el Concello indemnice a los propietarios de la parcela número 16 en 77.997 euros y a los dueños de la 17 en 45.391 euros, más los intereses.

El Concello indemnizará a dos familias por incumplir un acuerdo...
Comentarios