El Concello no exige el inglés al personal de la oficina de turismo y los museos

Oficina de turismo. EP

El PP critica que en el concurso de gestión de los centros conste que los empleados deben de saber gallego y no otros idiomas ►El gobierno alega que es difícil contratar titulados, pero que pedirán que tengan formación en lenguas extranjeras

El inglés, considerada como lengua franca para viajar por el mundo sin necesidad de conocer el idioma local, no es para el Concello de Lugo un requisito indispensable a la hora de contratar personal para atender la oficina de turismo o los museos municipales. De hecho, el PP desveló este viernes que el pliego de condiciones del nuevo concurso para la gestión de estos centros no exige que las empresas dispongan de personal con titulación en inglés ni otros idiomas extranjeros, aunque sí pide que posean el diploma Celga 4 de gallego.

El gobierno local explicó que la decisión se adoptó después de que los técnicos municipales recomendasen no incluir, como hasta ahora, en el pliego de condiciones del nuevo concurso la exigencia de titulación en inglés debido a que algunas empresas habían trasladado al Concello que les resultaba difícil encontrar trabajadores con esta cualificación. Sin embargo, añaden que en las bases se hace constar que se les va a exigir a las adjudicatarias que el personal tenga conocimientos en idiomas o que se comprometa a darles formación.

Según el informe de los técnicos que consta en las bases del concurso, "la supresión del requirimiento del título oficial en inglés equivalente al B1 es consecuencia de la reflexión realizada sobre las necesidades reales de la prestación del servicio" y se añade que "para desarrollar de una forma apropiada esta función se requiere un dominio del idioma a nivel práctico, circunstancia que, a veces, un diploma no llega a asegurar totalmente".

La decisión contrasta con el hecho de que el pliego sí exige que el personal de atención de los centros tenga el título acreditativo de Celga 4 de gallego, algo que el portavoz municipal del PP, Antonio Ameijide, considera "incongruente".

El edil anunció que pedirá explicaciones al gobierno local sobre los motivos de no exigir un diploma acreditativo de conocimiento de inglés en el proceso de selección del personal que trabajará en los museos y la oficina de turismo, una medida que a su entender aseguraría que este personal tiene un dominio del idioma. Posteriormente, plantea que los empleados pasen una prueba práctica que garantice el uso fluido de esa lengua.

Los hosteleros, con un plan para enseñar inglés básico a los trabajadores, reconocen que el nivel actual en el sector es malo

"Sería lo más lógico", dice, aunque se lamenta de que en los pliegos el gobierno local "se fía más de lo que diga la empresa adjudicataria sobre los conocimientos de idiomas de los trabajadores que de un título oficial o de un examen práctico", afirmó el popular, que añade que en las condiciones del concurso se establece que "el dominio de inglés será acreditado por la empresa".

Además, Ameijide destaca que en España hay numerosos ayuntamientos que sí solicitan títulos oficiales que "certifiquen" los conocimientos del idioma y, a mayores, realizan algún tipo de prueba oral para certificar que se poseen los conocimientos necesarios para desarrollar las tareas precisas del puesto de trabajo. Entre los ejemplos que cita el popular están los concellos lucenses de Paradela o Ribadeo, o el consorcio de A Coruña.

HOSTELEROS. Un sector que trabaja directamente con los turistas es el de los hosteleros y la Asociación de Hostelería reconoce que el nivel de inglés en el sector es en general "malo" y que "hay que ponerse las pilas", en palabras de su presidente, Cheché Real. La asociación seguirá con un plan de formación para que el personal tenga al menos un nivel básico y se traduzcan las cartas.