El Concello devolverá tasas si no resuelve en plazo los proyectos de obra completos y correctos

La administración local ultima una ordenanza de permisos urbanísticos para simplificar y agilizar su concesión. Las medidas que se proponen reducen la burocracia para el promotor y obliga a los técnicos municipales a hacer propuestas de unificación de criterios cuando haya discrepancias entre ellos
Una grúa en la ciudad. EP
photo_camera Una grúa en la ciudad de Lugo. EP

El Concello de Lugo ultima una ordenanza de trámites urbanísticos con la que pretende agilizar la concesión de licencias de obra que implicará cambios de funcionamiento tanto a nivel interno como externo. En algunos aspectos será menos exigente con los requerimientos a los promotores, lo que compensará con una mayor labor inspectora durante la ejecución de las obras, y por otro lado, elevará las exigencias internas, de manera que la administración local dejará de ingresar el 30% del coste de la licencia de obra cuando resuelva fuera de plazo —tres meses— un expediente que esté completo y correcto. Otros cambios son los siguientes:

Se podrá empezar a obrar antes y habrá más inspección

El Concello consolidará el cambio que introdujo en abril a través de una instrucción según la cual concede licencia con un proyecto básico en vez de con el proyecto de ejecución (el completo), tal como demandaban arquitectos y promotores. La responsabilidad de estos es mayor ya que pueden empezar a obrar en el momento en el que registran el proyecto de ejecución, solo con una declaración responsable de que se ajusta al proyecto básico, sin necesidad de que esa circunstancia sea comprobada documentalmente por los técnicos municipales. El papel de estos aumentará durante el desarrollo de los trabajos, ya que tendrán que comprobar in situ que estos se ajustan al proyecto. La inspección será doble porque esta se suma a la que ya había, y que seguirá, para dar permiso de primera utilización. El edil de Urbanismo, Álvaro Santos, cree que no supondrá mayor labor para el personal del Concello. "O que se quita por un lado vai polo outro".

El técnico que tenga un criterio distinto tendrá que unificarlo

Una queja habitual de promotores y profesionales externos son que los técnicos municipales a menudo tienen criterios distintos sobre un mismo asunto. Cuando esto suceda, el servicio que discrepe será el responsable de elaborar una propuesta de homogeneización de criterios para ser aprobada por el concejal o por el pleno.

El promotor no tendrá que recabar información municipal

Los promotores no tendrán que adjuntar documentación propia del Concello, como informes de otros departamentos municipales. La recopilación de esta correrá a cargo del área de urbanismo.

Todos los departamentos municipales trabajarán a la vez

A raíz de una instrucción aprobada hace meses, cuando un expediente necesita ser informado por otros departamentos municipales se les requiere a la misma vez a todos. Con la nueva ordenanza se dará un paso más y se buscará sincronización en los tiempos de emisión de esos informes.

Al concederse una licencia se darán permisos vinculados

Cuando un promotor obtenga licencia para una obra, esta conllevará otros permisos municipales vinculados a esta, como el de ocupación de vía pública. Para reducir tiempos, otro cambio será que el promotor adjuntará la autoliquidación de las tasas, de manera que no tendrá queesperar a la liquidación por parte del servicio de Facenda Local desde que está tramitado todo el expediente.

Las comunicaciones de obra menor serán presenciales

Las comunicaciones previas de obras menores volverán a hacerse de forma presencial, ya que se cree que resulta más eficaz porque el interesado puede corregir o adjuntar en el momento lo que le falte e irse ya con el ‘permiso’.

Se regula la realización de consultas en urbanismo

Promotores y técnicos se quejan de la dificultad para hacer consultas en el área de urbanismo y estas se regularán en la ordenanza en función del tipo de información que se quiera obtener. Habrá respuestas verbales a cuestiones sencillas y el resto serán por escrito, de distinto tipo: información urbanística común; información urbanística especial (más concreta) y la que se ofrece a través de la conocida como cédula urbanística.

Concedidas pocas licencias con proyecto básico por falta de personal
Desde abril se puede pedir licencia de obra con proyecto básico y alguna se ha dado ya, pero de momento el resultado no es el esperado por la escasez de personal que hay en Urbanismo, explica el concejal Álvaro Santos. De los siete puestos de Arquitectura que hay, en este momento están ocupados tres, pero en verano estos técnicos se fueron turnando para disfrutar de las vacaciones.

De las cinco vacantes que hay ahora, para dos hubo oposiciones y los ganadores tomarán posesión en breve. Las otras podrían cubrirse de forma interina, a través de técnicos que figuran en bolsas de empleo o en listas resultantes de procesos selectivos. Santos dice que cursó la solicitud al servicio de Personal a principios del verano.

El concejal de Urbanismo cree que con una plantilla completa y los cambios que se prevén introducir con la nueva ordenanza sería posible resolver las licencias en los tres meses que marca la ley de forma holgada. Santos espera aprobar la ordenanza en breve y hacer algunos cambios organizativos en el departamento.

En distintas ocasiones, el Colegio de Arquitectos mostró su disposición a colaborar con el Concello para agilizar la concesión de licencias y, hace unos meses, la alcaldesa propuso a la entidad la firma de un convenio. Las partes se intercambiaron el documento para hacer ajustes, pero desde principios de verano el asunto está en manos del colegio. La ordenanza que está previsto aprobar contempla la posibilidad de suscribir este tipo de acuerdos.

Comentarios