viernes. 20.05.2022 |
El tiempo
viernes. 20.05.2022
El tiempo

El Concello de Lugo busca un nuevo jefe de arquitectura que agilice la gestión urbanística

Grúas de obra en Lugo. PEPE ÁLVEZ (ARCHIVO)
Grúas de obra en Lugo. PEPE ÁLVEZ (ARCHIVO)
Se trata de un puesto clave cuya cobertura el año pasado provocó una crisis de gobierno

El Concello de Lugo puso en marcha el procedimiento para cubrir la jefatura de arquitectura, que en este momento está cubierta de forma provisional y se prevé que vuelva a quedar vacante próximamente debido a la jubilación del funcionario que la ocupa. 

Se trata de una medida más con la que el gobierno de Lara Méndez intentará agilizar y mejorar la gestión en el área de urbanismo, muy criticada por los colectivos profesionales afectados y por empresas y ciudadanos. La semana pasada, el ejecutivo municipal anunció una instrucción, ya en aplicación, para dar licencia a proyectos básicos de obra, sin esperar a los proyectos de ejecución, que son los definitivos y mucho más completos. Hace unos meses se aprobó otra instrucción para reducir tiempos en la concesión de licencias de obra, ya que ahora se piden a la vez los informes que deben emitir los distintos departamentos municipales y se da un plazo máximo a los promotores para que hagan correcciones e incorporen documentación. 

La jefatura de arquitectura es un puesto clave porque este servicio hace el primer filtro a muchos proyectos urbanísticos que entran en el Concello. Desde otoño está cubierta de forma provisional por el arquitecto más antiguo del servicio, que estaba especializado en licencias de actividad, debido a que la jefatura quedó libre en septiembre, cuando el técnico que la ocupaba por libre designación renunció a ella para hacerse con la plaza en propiedad del segundo puesto del servicio. Al poco tiempo, este profesional pasó a estar de baja, situación en la que sigue. 

Ahora, el gobierno local convocó una comisión de servicio a la que concurrieron al menos tres profesionales, dos de la casa y la tercera, la actual jefa del área de Urbanismo de la delegación territorial de la Xunta en Lugo, Patricia Vázquez. Esta ya optó al puesto el año pasado y en un primer momento fue la persona seleccionada para él. Posteriormente, el gobierno optó por el arquitecto del Concello Ángel Riva, amparándose en informes técnicos, lo que acabó provocando la dimisión del concejal de urbanismo, Miguel Couto, y la denuncia de Vázquez en el juzgado, que todavía no ha visto el asunto. El nombramiento fue contestado además en el sector privado, que en general no concuerda con su forma de hacer. 

La carga de trabajo en urbanismo es alta, porque además de los proyectos privados están los propios del Ayuntamiento, y se prevé que aumente en los próximos meses con la llegada de fondos europeos y de ayudas a particulares para rehabilitación y eficiencia energética. En arquitectura, si se descuenta el funcionario que está a punto de jubilarse y los dos que están de baja —el segundo y otro arquitecto, que está expedientado— el servicio cuenta con cuatro técnicos. Si uno pasa a ser jefe, habrá uno menos.

El Concello de Lugo busca un nuevo jefe de arquitectura que agilice...
Comentarios