martes. 18.01.2022 |
El tiempo
martes. 18.01.2022
El tiempo

El Concello busca impulsar el contrato de la basura tras el vertido de Abella

Retirada de la basura tirada por Urbaser en un solar de Abella. EP
Retirada de la basura tirada por Urbaser en un solar de Abella. EP
Los técnicos volvieron a evaluar este lunes el proyecto técnico de Cespa y acordaron volver a dejar fuera del concurso a esa empresa. La oposición exige explicaciones por la descarga de residuos en un solar

Mientras Lugo se sacude el bochorno de ver cómo se descargaba un camión de basura en un solar de Abella, el gobierno local sigue dando pasos para adjudicar el servicio a una nueva empresa, un reto que aún llevará tiempo.

La mesa de contratación se reunió este lunes y los técnicos municipales acordaron volver a dejar fuera la oferta de la empresa Cespa, ya que entienden que su propuesta para la instalación energética en la central del servicio en As Gándaras no cumple las condiciones requeridas.

El Concello volvió a revisar la oferta de esa empresa a instancias del Tacgal y a pesar de haber decidido llevar al TSXG ese requerimiento del Tribunal Administrativo de Contratación Pública de Galicia por entender que suponía una injerencia.

Ahora, una vez ratificada la exclusión de Cespa, la mesa debe volver a reunirse para valorar las ofertas económicas de las dos empresas que siguen en la carrera por el contrato, Ascan y la Ute Copasa-Geseco-Setec.

Ese proceso puede ser aún largo y el gobierno no descarta que haya aún nuevos recursos contra las resoluciones municipales, dado lo sustancioso del contrato, lo que puede demorar aún más la solución a los problemas de limpieza de la ciudad.

El Concello reconoce que el servicio no está a la altura de las necesidades, porque responde a un contrato de hace veinte años.

En medio de ese proceso, y reconociendo que la limpieza es actualmente deficiente, el gobierno afronta la crisis abierta por Urbaser, que este lunes no había dado aún explicaciones al Concello sobre la descarga de basura en Abella, descubierta gracias a los vecinos.

Tras ser denunciado ese vertido de Urbaser, la oposición también reclamó respuesta por parte del Concello, al que señaló como responsable final de lo ocurrido, por la falta de control y por la situación de un servicio que lleva años con el contrato caducado. 

Antonio Ameijide, viceportavoz del PP, preguntó por los protocolos para la retirada de residuos como las hojas y exigió al gobierno control de los servicios municipales.

Tras recordar que el servicio lleva con el contrato caducado cuatro años, Ameijide se preguntó qué hubiera ocurrido si un vecino no hubiera pillado "in fraganti" al trabajador que hizo el vertido.  

El viceportavoz popular señaló que no es la primera vez que la empresa encargada de la recogida de basura se ve envuelta en polémicas y puso como ejemplo que "camións encargados da recollida do lixo e a limpeza da cidade foron vistos prestando servizos noutros municipios da provincia, como foi o caso de Ribadeo, a pesar de que se prohibe expresamente no contrato".

Ciudadanos reclamó al gobierno que "esclarezca responsabilidades" por "el vertido ilegal" en Abella y el edil Juan Vidal Pardo opinó que la gestión de la recogida de basura "está fuera de control", algo de lo que es responsable del gobierno local, que ha sido incapaz, desde 2017, de renovar el contrato del servicio, denunció.

El Concello busca impulsar el contrato de la basura tras el vertido...
Comentarios