domingo. 25.10.2020 |
El tiempo
domingo. 25.10.2020
El tiempo

El Concello anuncia más transparencia en los contratos y el PP insinúa negociaciones ilegales

Obras en Lugo. SEBAS SENANDE
Obras en Lugo. SEBAS SENANDE
Ameijide asegura que "hay pliegos por mesas de restaurantes de esta ciudad" y la alcaldesa le reta a acudir a Fiscalía si tiene pruebas ►Paula Alvarellos avanza que se está haciendo un seguimiento de las contrataciones y que en menos de un mes todas serán públicas

Lo que en principio solo era una proposición del PP, destinada a ser rechazada por la mayoría gubernamental en el pleno, para la creación de un plan plurianual de contratación, se convirtió en un cruce de acusaciones de trazo grueso en el que se puso bajo sospecha la limpieza en la adjudicación de los contratos por parte del Concello, además de permitir a los responsables municipales jugar la baza de una mayor transparencia que debería hacerse visible en un plazo muy breve.

Antonio Ameijide, viceportavoz del grupo popular, defendió la creación de ese plan de contratación con el fin de que se conozca en todo momento en qué situación están tanto las grandes adjudicaciones como los pequeños contratos del Concello, poder realizar un cronograma para renovar las licitaciones y, sobre todo, conseguir que todo el proceso esté marcado por la publicidad y la transparencia.

Una solicitud a la que se sumó el grupo de Ciudadanos, cuya portavoz, Olga Louzao, fue especialmente crítica ante las dificultades de conseguir información sobre los contratos menores, por lo que exigió al gobierno local que cumpla la Ley de Transparencia.

"Llegan tarde", les replicó la responsable de economía y gobernanza del Concello, Paula Alvarellos, para anunciar que no solo estaban de acuerdo en la elaboración de un plan anual de contratación, sino que ya estaban en ello. Según dijo, el pasado 15 de septiembre se firmó una circular para que todos los funcionarios que gestionen contratos recopilen toda la información al respecto para comprobar cuál es la situación exacta de cada uno.

Además, y en cuanto a los contratos menores, la concejala socialista avanzó que el Ayuntamiento, dentro de la estrategia de digitalización Smart City, ya dispone de la aplicación que le va a permitir que en menos de un mes todos los contratos y la información correspondiente a los mismos estén disponibles para su consulta en la web. Mientras, animó tanto a Louzao como a Ameijide a "hacer su trabajo de concejales" y acudir Tesorería si quieren conocer al detalle cualquier contrato.

SOSPECHAS. Fue en su réplica cuando Antonio Ameijide pasó de la crítica genérica a insinuación de actuaciones irregulares. "Aplaudimos que hayan decidido dejar de lado el manual de caciques", dijo, "porque después hay sospechas, hay informaciones que llegan a un sitio y a otros no, contratos que aparecen y otros que no". "Incluso hay pliegos que van de mesa en mesa por la ciudad y acaban en restaurantes conocidos, generando dudas importantes en contrataciones millonarias".

La acusación hizo saltar a Lara Méndez, que reprochó a Ameijide que "solo quiere contaminar y desvirtuar el debate político". No se frenó ahí: además de reclamarle que "haga su trabajo" buscando la información sobre contratos porque para eso cobra "dedicación exclusiva", la alcaldesa le exigió que "si usted estuvo en alguna cafetería con alguien con un pliego de un contrato de este Concello, vaya a la Praza de Avilés e informe a la Fiscalía de una situación tan grave como de la que está acusando". La pelota quedó, así, en el tejado popular.

Por lo demás, el punto más destacado en el orden del día del pleno fue la aprobación de un nuevo suplemento de crédito, por valor de 1,7 millones de euros, que irá destinado, según detalló Paula Alvarellos, a la creación de una "estrategia global de dinaminazación económica" para Lugo que se desarrollará durante este año y el que viene. La elaboración de este plan se sacará a licitación para que sea una empresa externa al Concello quien lo desarrolle.

Fue de hecho este punto el que más críticas levantó entre los grupos de oposición, que reclamaron además al gobierno que concretara que tipo de actuaciones se iban a realizar con ese dinero porque lo que se les estaba pidiendo era "un acto de fe". No la tuvieron, pero en el pleno cuentan más los votos.

Protesta cronometrada por el modo en que la alcaldesa hace uso de su derecho a la palabra
Protesta cronometrada por el modo en que la alcaldesa hace uso de su derecho a la palabra. EP

Los concejales del PP mostraron su disgusto por lo que consideran un "abuso" de la alcaldesa a la hora de hacer uso de la palabra al final del debate de cada punto, algo a lo que tiene derecho. Lo hicieron cronometrando sus intervenciones con sus teléfonos mientras hablaba.

El pleno vota por unanimidad crear una línea de ayudas para la compra de mascarillas infantiles

La trifulca partidista apenas se permitió un respiro en el pleno del Concello de este jueves, un pequeño hueco por el que se coló la unanimidad para crear una línea de ayudas para la compra de mascarillas infantiles. Salió adelante gracias a una proposición de Ciudadanos, matizada luego por una enmienda del equipo de gobierno.

Aún así, también aprovecharon este punto PP y BNG para atizarse a cuenta de lo que habían hecho o dejado de hacer el Concello y la Xunta durante la pandemia para ayudar a las familias. Una situación que Olga Louzao definió como "cansina" antes de animar a centrarse "no en qué hacen mal los demás, sino en qué hacemos nosotros".

La edil del Ciudadanos propuso que la línea de ayudas para la compra de mascarillas infantiles llegara de forma directa a las familias que lo necesiten en función de unos baremos, e incluso planteó la fórmula de la tarjeta monedero. Felipe Rivas, el concejal del BNG que defendió la posición del gobierno, planteó en este punto una enmienda: que se haga buscando la forma más efectiva, de manera que se pueda hacer de una forma ágil.

Antes se había debatido también otra propuesta de Ciudadanos, en este caso con mucho menos éxito. Reclamaba medidas frente a la ocupación ilegal de viviendas, entre ellas, defendió Juan Vidal, el refuerzo de la vigilancia de inmuebles susceptibles de ser ocupados y un servicio de asesoramiento jurídico para los propietarios, supuestamente para luchar contra fenómenos como los narcopisos o las bandas de okupas profesionales. El PP se sumó, en defensa de la propiedad privada.

Tanto el nacionalista Rubén Arroxo como el socialista Miguel Couto les acusaron de "crear un estado de alarma" con un problema que en Lugo, según las cifras oficiales que expusieron no existe: seis viviendas ocupadas y todas por familias en riesgo de exclusión. Por el contrario, defendieron que el problema de Lugo es la falta de vivienda de protección oficial por la falta de inversión autonómica.

El BNG sí consiguió sacar adelante, con el apoyo de sus socios de gobierno, una moción presentada por la vía de urgencia en la que se reclama a la Xunta que dé marcha atrás en su decisión de cerrar todos los centros de salud los sábados por la mañana y centralizar todo el servicio en el de Fingoi. Según explicó Maite Ferreiro, esta medida perjudica a los pacientes al obligar a su desplazamiento, además de aumentar el riesgo de contagio por covid-19 al concentrar a todos en el mismo lugar.

El PP, por su parte, no consiguió sacar adelante una propuesta para que el teléfono 010 de información del Concello fuera gratuito. Según replicó la concejala socialista Cristina López, ya existe un teléfono gratuito de información y preguntó al PP por qué no defiende lo mismo con el 061 o el teléfono de cita previa del Sergas, ambos de cobro.

PISTA DE MOTOCROSS EN TEIXEIRO. El concejal Miguel Fernández informó en el pleno de los avances para crear un circuito de motocross en el antigua vertedero de Teixeiro, un proyecto para el que ya se ha hablado con los expertos, se han visitado otras instalaciones y está pendiente de decidirse qué tipo de circuito se construye finalmente. Las obras, sin embargo, siguen sin fecha.

Fernández aportó esta explicación después de que el portavoz del PP en el Concello, Ramón Carballo, defendiera en el pleno una moción para instalar en ese mismo terreno una pista de motocross, aprovechando además, según dijo, la popularidad y el tirón que ahora tiene la figura del piloto lucense Jorge Prado. Pidió, de hecho, que las instalaciones llevasen su nombre. Según los números de Carballo, hacer las pista apenas costaría unos 50.000 euros y podrían ejecutarse en diez días.

Los números que maneja el Concello son muy diferentes, replicó Fernández, ya que se trata de hacer varias pistas para diferentes modalidades, aparcamiento, vestuarios, edificio de oficinas, cerrar todo el perímetro... Todo apunta a que aún tardará.

El Concello anuncia más transparencia en los contratos y el PP...
Comentarios