jueves. 21.01.2021 |
El tiempo
jueves. 21.01.2021
El tiempo

Día de Todos los Santos: como otros años, pero sin agobios

Entrada en el cementerio de San Froilán. XESÚS PONTE
Entrada en el cementerio de San Froilán. XESÚS PONTE
No hubo colas este domingo en los accesos y salidas del camposanto a diferencia de otras ediciones

Fue un día de Todos los Santos atípico. Como lo es la vida misma, en estos tiempos que corren. No hubo colas, ni retenciones en las entradas y salidas del cementerio de San Froilán, aunque el día en que todos nos acordamos de nuestros difuntos coincidía en domingo y permitía conciliar. Pero, a diferencia de otros años, vivimos en medio de una pandemia. Y, quizá por ese motivo, las visitas ayer fueron muchas menos que lo habitual, anticipándose en este caso a unos días antes.

"Houbo menos xente que outros anos. Tamén hai que dicir que as visitas espaciáronse máis, fixéronse durante toda a semana, desde o luns, e iso outros anos non pasaba tanto. O venres foi o día que máis xente veu, sen dúbida", explicaba este domingo Serafín Saavedra, encargado del cementerio San Froilán.

Ese día, el viernes, sí que hubo retenciones que llegaron incluso hasta los dos kilómetros, según afirman los guardas jurados que trabajaron este pasado fin de semana en los accesos al camposanto lucense.

"Non sei se influiría o confinamento perimetral ou non, quizais si, pero o venres había moito tráfico. Formáronse ringleiras de coches desde as dúas e media da tarde ata as seis", afirmaba un guarda jurado.

MEDIDAS. Allí, apostados en la puerta, los guardas controlaban que todo el que entraba cumpliera con las normas anticovid: entrar por la zona vallada y usar gel hidroalcohólico. No hay problema. La mayoría de la gente cumple.

"Cúmprese coas medidas especiais e punto. Non hai maior problema en vir e estar aquí. Todo o mundo debera cumprir coas normas e non se fai, ese é o problema", contaba uno de los lucenses que acudió al cementerio a llevar flores.

Las restricciones que hay dentro del camposanto eran simples: no más de media hora de permanencia allí y no más de tres personas por sepulcro. Tampoco hubo problema: aunque no se cronometrara el tiempo de estancia en el camposanto, a la gente le llega con media hora y la mayoría viene en pareja, decían.

El confinamiento perimetral, que entró en vigor el pasado viernes a las tres de la tarde, hizo que gente de fuera llamase al cementerio para interesarse por las medidas restrictivas dentro del camposanto y los horarios. "Chamáronnos da Coruña, de Rábade e de Sarria, entre outros sitios, preguntando se estaba aberto antes das tres", apuntaba Serafín Saavedra, el encargado del cementerio San Froilán.

MISAS. Otra de las dudas que más asaltó a los visitantes del cementerio este año fue saber si habrá o no misas, como hasta ahora siempre fue habitual. "A xente pregunta moito polas misas pero este ano non hai, como tampouco haberá teatro ou concertos musicais, como se fixo en edicións anteriores. Houbo que suspender todo debido á pandemia e para evitar posibles contaxios do virus", comentaba el encargado del cementerio.

Lo que sí hubo fue más reparto de flores a pie de tumba. El motivo, cómo no, fue el coronavirus dado que mucha gente no se pudo trasladar debido al cierre perimentral de la capital lucense.

"Si, este ano houbo moito máis floristas que outros. Viñeron traer eles directamente as flores xa aos nichos ou tumbas, debido á situación na que estamos. Pero, aínda así, eu non diría que hai menos flores que outros anos. Flores segue a haber, tráiganas os floristas ou os familiares", manifestaba Serafín Saavedra.

La Policía Local controlaba  el acceso al cementerio, que se realizaba por una entrada paralela, un poco más alejada de la principal, dado que la habitual estaba señalizada como vía de salida.

Lo mismo sucedía dentro del camposanto. Había un carril, digamos, para entrar y otro diferente para salir. Ambos estaban vallados y convenientemente señalizados. No era mayor problema, la gente salía por donde le correspondía y por donde estaba indicado por el Concello.

También funcionó con normalidad el servicio especial de bus al cementerio que el Ayuntamiento puso en marcha estos días para facilitar el transporte hasta el camposanto a toda aquella gente que no dispusiera de coche. Eso sí como todos los años.

El cementerio municipal de Monforte de Lemos registró una escasa afluencia de visitantes
[Cementerio de Monforte, este domingo. SUSO MONTES]Cementerio de Monforte. SUSO MONTES
El cementerio municipal de Monforte acogió este domingo a un escaso número de personas. Y es que los monfortinos visitaron a cuentagotas las tumbas de sus seres queridos y en un cifra muy inferior a la de años anteriores. El Ayuntamiento había establecido un protocolo que solo permitía un 50 por ciento de visitantes. 

 

Las visitas fueron escalonadas en la necrópolis de Sarria y con vigilancia para controlar el aforo
[Cementerio de Sarria, este domingo. PORTO]
Cementerio de Sarria. PORTO
La afluencia de personas al cementerio de Sarria fue muy escalonada durante toda la jornada y no hubo grandes concentraciones como en años anteriores, pues los vecinos también aprovecharon los días anteriores para visitar la necrópolis. Para evitar aglomeraciones tres trabajadores se encargaron de controlar el cementerio, así como la Policía Local.

Día de Todos los Santos: como otros años, pero sin agobios
Comentarios