Martes. 21.08.2018 |
El tiempo
Martes. 21.08.2018
El tiempo

El juzgado de Pilar de Lara, a punto del "colapso total" con mil tomos acumulados

Algunos de los tomos de las causas que lleva el juzgado. EP
Algunos de los tomos de las causas que lleva el juzgado. EP

Más de 800 diligencias previas están pendientes de resolución, a los que hay que sumar casos densos como Carioca y Pokemon ► El CSIF entregó un escrito a la Dirección Xeral de Xustiza para que ponga en marcha un plan de actuación a la mayor brevedad

La Confederación Sindical Independiente de Funcionarios (CSIF) acaba de remitir un escrito a la Dirección Xeral de Xustiza, a la que exige un plan de actuación urgente para evitar la situación de "colapso total" que prevé en breve en el juzgado de instrucción número 1 de Lugo, dirigido por Pilar de Lara, si no se dota a este de más medios y personal.

El sindicato advierte de que, actualmente, este juzgado tiene más de 800 diligencias previas pendientes de resolución, a las que habría que añadir las dos macrocausas de las operaciones Carioca y Pokemon —ambas con un total de de 523 tomos y 65 personas investigadas— así como otros asuntos que podrían llegar a sumar casi otro medio millar de tomos más.

A la elevada cantidad de trabajo con la que carga el juzgado de instrucción número 1 se suman, según este sindicato, la falta de medios y de personal que permitan una mayor diligencia en todos estos trámites judiciales y desatasque el gran número de casos acumulados en los despachos de esta sede judicial.

La CSIF achaca la acumulación de trabajo también al poco personal, dado que solo hay dos funcionarios de refuerzo

Esta situación no es novedosa —según denuncia el CSIF— sino que se lleva produciendo desde hace algo más de una década cuando tuvo lugar la separación de jurisdicciones en 2007. Desde entonces, este juzgado "viene soportando una alarmante sobrecarga de trabajo, con una elevada pendencia de asuntos tanto civiles como penales", apunta el sindicato.

PERSONAL. La sobrecarga laboral se remediaría en caso de ser dotado este juzgado con más personal a medio y a largo plazo "en lugar de parchear, que es lo que ha venido haciendo la Administración hasta la fecha", asegura el sindicato CSIF.

El sindicato recuerda que ya el propio Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) apreció tales problemas en una inspección llevada a cabo en el citado juzgado en los años 2013 y 2015 "y, en aquel momento, proponía la creación de un juzgado bis" —afirma la organización sindical— lo que supondría el nombramiento de un juez, un secretario y cuatro funcionarios como personal de refuerzo.

Pese a esta recomendación, la CSIF indica que la Xunta solo nombró a dos funcionarios de refuerzo "cantidad del todo insuficiente, con lo cual nunca se llegó a crear un juzgado bis". A esto, habría que sumarle la amortización, en 2011, de una plaza de gestión procesal y administrativa.

La falta de personal fue todavía más acuciante, según el sindicato, al dejarse sin cubrir o cubrirse en un plazo excesivamente dilatado en el tiempo varias bajas por vacante o enfermedad.

FORMACIÓN. El sindicato se queja también de la "nula formación" que reciben, por parte de la Xunta, los funcionarios interinos que son asignados a este juzgado, tarea que acaba recayendo en el resto de sus compañeros. "Es la propia plantilla del juzgado la que ha de formar a los nuevos funcionarios lo que, inevitablemente, provoca un grave atasco y una desmotivación laboral, además de que tales servicios son sin retribuir a diferencia de lo que ocurre en otras comunidades autónomas", cuenta la CSIF.

Todo esto afecta, por otra parte, a la organización del trabajo, dado que los funcionarios acostumbran a asumir más tareas de las que, inicialmente, les corresponderían. "Los funcionarios asumen así más volumen de trabajo del que podrían asumir, con todo el estrés que ello comporta por cuanto que las macrocausas suponen numerosos tomos y folios, muchas partes a notificar, muchos informes, escritos, recursos y notificaciones y también consultas y visitas continuas de profesionales", indica el sindicato en su escrito.

MEDIOS. La CSIF achaca también la acumulación de trabajo en este juzgado a la falta de medios materiales, tales como escáneres propios para las macrocausas, dotar de más capacidad de memoria o almacenamiento los equipos informáticos y discos duros con una capacidad mínima de 500 Gb.

El sindicato solicita, además, que la Xunta disponga de un sistema de nube digital "donde puedan quedar almacenados los informes", evitando así que las partes implicadas en los casos tengan que aportar discos duros o lápices de memoria "que, en ocasiones, vienen con virus y troyanos". Según la CSIF, otras comunidades disponen ya de nube digital.

Un juzgado "saturado" con un sistema con almacenamiento limitado
El Lexnet no admite ni informes extensos ni archivos fotográficos
El CSIF no duda en decir que el juzgado de instrucción número 1 de Lugo está realmente "saturado", ante el déficit de medios y de personal que sufre y que cubre la importante carga de trabajo y documentación que tramita.
Una de estas deficiencias es la carencia de memoria digital suficiente que alberga toda la documentación de las macrocausas, Carioca y Pokemon, cuyas notificaciones no se realizan en persona sino a través de un sistema digital llamado Lexnet.
"Este sistema tiene una capacidad limitada por lo que los informes extensos o con archivos fotográficos no pueden ser difundidos a las partes por esta vía, de tal modo que han de ser almacenados en los equipos informáticos del juzgado que, igualmente, tienen una capacidad de almacenamiento limitada, lo que obliga a albergar los informes en soportes externos", dice el sindicato.

El juzgado de Pilar de Lara, a punto del "colapso total" con mil...
Comentarios