Lunes. 17.06.2019 |
El tiempo
Lunes. 17.06.2019
El tiempo

Las claves del nuevo centro integral de salud de A Residencia

Imagen global de A Residencia cuando se desarrollen todos los proyectos programados. EP
Imagen global de A Residencia cuando se desarrollen todos los proyectos programados. EP

La masificación de las instalaciones de A Milagrosa se paliará con las nuevas. Con el PAC será menos necesario ir al Hula

A Residencia empieza a ver la luz después del túnel. La Xunta aprobó este jueves la partida de 12 millones de euros necesaria para licitar las obras del nuevo centro integral de salud del barrio. Paralelamente, el Concello de Lugo concedió la licencia de obras para el edificio. El barrio está a la expectativa de la llegada de las nuevas infraestructuras, que supondrán la creación de un centro de salud y de un nuevo PAC, con servicios que no tiene el actual de Fingoi, como radiología y análisis.

El nuevo centro integral de salud de A Residencia supone, evidentemente, dar nuevos servicios a los vecinos de ese barrio, pero no solo a ellos. Así, el centro de salud de A Milagrosa se verá liberado de una gran parte de los pacientes que atiende ahora, con lo cual se verá menos masificado. 

El proyecto para A Residencia establecía el plan de dividir las cartillas sanitarias ahora asignadas a A Milagrosa. El reparto supondrá que los vecinos tengan su médico más cerca y también que cuenten con un centro de salud más accesible y moderno. 

La previsión es que parte de los médicos se vayan a ese nuevo centro sanitario que tendrá la ciudad y al que, según los planes iniciales, se incorporarán en el futuro servicios de fisioterapia y atención a la mujer. 

Un PAC con más servicios 

El nuevo servicio de urgencias de la ciudad, llamado a sustituir al de Fingoi, tendrá servicios que no tiene el actual, como los de radiología o análisis. 

Son mejoras que harán posible que muchos lucenses puedan acudir directamente a ese servicio de Urgencias, en lugar de ir al Hula, como hacen ahora muchos ciudadanos al saber que en Fingoi no se puede hacer una radiografía o un análisis de sangre. 

La previsión es que el cambio de ubicación del PAC repercuta también en mejoras en el centro de salud de Fingoi, que podrá ganar espacio para los pacientes de esa zona de la ciudad. 

Unidad de salud mental

Una de las plantas del nuevo centro integral de salud se reservará a la unidad de salud mental, un servicio que actualmente se presta en el centro de la Praza de Ferrol. 

Esa unidad de Psiquiatría ya funcionó anteriormente en A Residencia, en dependencias de lo que antiguamente fue Escuela de Enfermería, pero se llevó a Praza de Ferrol hace unos porque ese edificio también se reconvertirá. Y es que no todas las instalaciones del antiguo complejo del Xeral tendrán en el futuro usos sanitarios. Así, está previsto hacer allí servicios como una oficina de empleo o un centro de desarrollo empresarial en el campo de la aeronáutica. 

Residencia de mayores 

En el complejo está prevista la construcción de una residencia de mayores y personas dependientes. 

Se trata de un edificio que se levantaría en los terrenos del antiguo hospital Xeral, que actualmente se está demoliendo debido a que tenía problemas estructurales. El derribo comenzó hace ya unos meses y se tiene que realizar paso a paso porque la construcción tenía amianto, un material peligroso y cuya presencia impide un derribo mecánico, que sería más rápido. 

Para la residencia, la Xunta convocó hace meses, junto con Abanca, un concurso de ideas.

Veinte meses para un proyecto que cambie el barrio
El presidente de la Xunta avanzó que la licitación de las obras, que tienen un plazo de ejecución de veinte meses, está prevista para el mes de junio y destacó que las nuevas infraestructuras sanitarias se construirán a partir de la rehabilitación del antiguo Hospital Materno Infantil, un edificio que está protegido.

El edificio del centro integral de salud, que también albergará una base del 061 y la unidad de salud mental, serán las primeras dotaciones que se prevé que funcionen en los terrenos del complejo del antiguo Xeral. 

Los vecinos celebran los avances en el plan para volver a dar vida y llevar servicios al barrio y algunos manifestaban este jueves que el proyecto de reconversión del antiguo Xeral "será bueno para el barrio, pero también para Lugo". 

Cecilia Vázquez, presidenta de la Asociación de Vecinos de A Residencia, reaccionaba al acuerdo de la Xunta afirmando que "me parece una buena noticia para Lugo y para todos los lucenses y un buen motor para reactivar la zona de A Residencia, tan deteriorada desde el traslado del viejo hospital hace ocho años".

José Carballedo, del restaurante Savoy, uno de los establecimientos históricos del barrio, apuntaba que ya se nota cierta recuperación desde que empezaron las obras de demolición del viejo Xeral y decía que los vecinos coinciden en que el plan será positivo para la zona. 

El proyecto del centro integral de salud no solo supone volver a llevar dotaciones sanitarias al barrio, sino que conllevará un cambio en el perfil urbanístico de A Residencia, ya que el espacio quedará abierto y con áreas ajardinadas en un entorno dominado ahora por el cemento y sin apenas espacios públicos.  El viejo edificio del Materno, además, recuperará su imagen original, tal como fue diseñado en 1950, con la eliminación de volúmenes añadidos.

Las claves del nuevo centro integral de salud de A Residencia
Comentarios