miércoles. 18.05.2022 |
El tiempo
miércoles. 18.05.2022
El tiempo

Lugo: una ciudad nórdica y limpia

undefined
Los estudiantes italianos, junto con otros jóvenes de Lugo y procedentes de distintos países como Austria, Perú, Venezuela y Colombia. VICTORIA RODRÍGUEZ
La ciudad acoge, desde el sábado, a un grupo de veintitrés estudiantes que participan en un intercambio cultural subvencionado por Erasmus+. La mayoría procede de la localidad siciliana de Agrigento. Su primera impresión de Lugo es que es una ciudad "nórdica y limpia"

Lugo, a ojos de una veintena de estudiantes extranjeros, es una ciudad "nórdica y limpia". Esa fue la primera impresión de estos jóvenes, llegados el pasado sábado, que, en solo unas horas, se vieron inmersos en una ciudad de la que destacarían su unión con la naturaleza, sus servicios y su limpieza.

La mayoría de estos jóvenes -catorce- son italianos y proceden de la ciudad siciliana de Agrigento. "Lugo es una ciudad verde. Está rodeada por naturaleza y también vimos que es una ciudad que hace un gran esfuerzo por la sostenibilidad. Otra cosa que nos llamó la atención es que la arquitectura está muy integrada con la naturaleza", afirma Michele, presidente de la asociación de estudiantes Immagina y programador de este intercambio cultural Erasmus, además de estudiante de un grado de Económicas.

Michele conoció el proyecto de Lugo a través de la asociación AIE, colaboradora con el programa Erasmus, y se entusiasmó con la ciudad y con lo que, tanto él como el resto de los participantes, podrían recibir de este intercambio de ideas y de culturas. "Me pareció una gran idea venir hasta aquí porque esto supone, fundamentalmente, aprender cosas de otras culturas y la verdad es que, en solo unos días que llevamos, no estamos nada decepcionados", indica este chico.

El grupo estará en Lugo hasta el próximo viernes. Junto con los estudiantes italianos, hay también otros jóvenes de países tan diversos como Austria, Venezuela, Colombia, Perú e incluso también de Lugo. Durante estos días, los jóvenes participarán en talleres sobre energías renovables, márketing, biodiversidad, economía circular, tecnología 3D, dibujo y pintura o el uso de drones. El grupo asistirá, asimismo, a exposiciones y conferencias sobre emprendimiento, tecnología y artesanía, asociacionismo y sostenibilidad. Además, visitarán Mondoñedo, la playa de As Catedrais y harán un picnic en el paseo del Miño.

Antonio es otro de los jóvenes participantes en el programa. Este chico italiano, estudiante del grado de Enogastronomía, comprobó ya -al igual que sus compañeros- el ambiente de pubs del sábado noche en Lugo, que le pareció similar al de su ciudad. "Me resultó muy familiar ese ambiente. La vida social que se hace aquí, en Lugo, es muy parecida a la que se hace en Agrigento", comenta.

Giorgia, estudiante de Arquitectura, sí ve similitudes pero, en cambio, afirma que los servicios turísticos están mejor planificados en Lugo que en su ciudad siciliana. "Allí, en mi ciudad, el turista va por pocos días. Aquí, en Lugo, en cambio, hay mucho que ver. Hay muchos lugares arqueológicos muy interesantes pero también hay muchos servicios para el turismo. Allí, por ejemplo, no hay los servicios que tenéis aquí en Lugo para transportar a los turistas», indica esta joven estudiante de Arquitectura.

Francesca, en cambio, va todavía más allá. Esta chica, también de Sicilia, estudia Biología y compara directamente Lugo con la capital escocesa de Edimburgo.

"Lugo me parece una ciudad nórdica como Edimburgo. Y lo digo por la arquitectura de la ciudad, el urbanismo. Está todo muy bien estructurado", señala.

Francesca está disfrutando especialmente de este viaje por el intercambio cultural que supone. El pasado domingo, por ejemplo, durante su paseo por la Praza Maior, pudieron asistir a varias actuaciones de los distintos grupos de Cántigas e Frores.

"Me gusta la música tradicional y ver también la unión entre las personas que producen estos cantos y estas danzas. Hay mucha tradición. Pero también estoy disfrutando mucho del simple hecho de poder viajar juntos, conocer a gente nueva e incluso hacer amistades. Otra cuestión muy interesante es la posibilidad de poder crear con otra gente", cuenta.

Francesca también observó una "fractura" entre el centro de la ciudad y el área rural que la rodea. "Esto mismo pasa también en Italia. Por eso, el intercambio de opiniones y soluciones es muy interesante para que ciudades como Lugo o Agrigento puedan mejorar en aspectos como la agroecología o el turismo. En Agrigento, por ejemplo, tenemos muchos tesoros que enseñar a los turistas pero no se valoran como aquí", apunta esta estudiante italiana.

Lugo: una ciudad nórdica y limpia
Comentarios