El Círculo apaga 125 velas

La histórica sociedad abrirá sus puertas para conmemorar la inauguración de su icónica sede
Imagen antigua de la sede del Círculo, con elementos ya desaparecidos
photo_camera Imagen antigua de la sede del Círculo, con elementos ya desaparecidos

El Círculo de las Artes conmemora 125 años de la inauguración de un edificio icónico en la ciudad y lo celebra organizando una visita guiada para el próximo martes, en la que se descubrirán las curiosidades de sus espacios más singulares y anécdotas relacionadas con las celebridades que visitaron la sociedad a lo largo de la historia.

El Círculo de las Artes ha sido y sigue siendo una relevante institución cultural y aprovecha la efemérides para poner en valor una historia que arranca el 29 de agosto de 1855, cuando por iniciativa de medio centenar de lucenses se constituyó el Circo-Recreo de Artistas, Comerciantes y Curiales, presidido por Pedro López Escariz. Solo unos días más tarde, el 2 de septiembre, se cambió ese nombre por el de Círculo de las Artes, que se mantiene hasta hoy. 

La entidad cultural se instala en su origen en el número 13 de la actual Praza Maior, esquina a la calle Conde Pallares, en la casa conocida como Hotel Comercio, que pronto se hizo pequeña, por lo que en ocasiones especiales era necesario alquilar las instalaciones del Teatro Circo o usar el salón de sesiones del Ayuntamiento lucense.

El 30 de diciembre de 1889 se acordó estudiar la construcción de un nuevo edificio para las instalaciones del Círculo. En aquel momento la entidad tenía 400 socios y su único capital eran 60.000 reales en acciones del Banco de España. En julio de 1894 se acordó al fin la compra de los tres primeros  solares y en 1895 se encargó el proyecto del actual edificio al arquitecto Luis Bellido y se adjudicó la obra en 87.000 pesetas al contratista José Vila Veral. 

El proyecto exigió pedir un crédito de 100.000 pesetas y en 1898  se firmó el acta de recepción definitiva de las obras, de modo que el edificio se pudo inaugurar el 12 de diciembre.

El edificio se convirtió en uno de los símbolos de la ciudad, pero también sufrió cambios y, por ejemplo, desapareció una original terraza con barandilla sobre la calle Obispo Aguirre. El último paso fue la ampliación que permitió dar servicios a los más jóvenes y también contar por fin con un ascensor, un servicio del que el histórico y bello edificio no tenía.

Legado: Libros, arte y la batuta de Montes

La visita guiada del martes permitirá a los visitantes conocer de cerca algunos de los ‘tesoros’ del Círculo, como la batuta de Juan Montes o una de las bibliotecas "más hermosas" de Galicia, así como la colección de arte de la histórica sociedad.

Los interesados en participar en la visita, que  tendrá lugar a las 21.00 horas, pueden anotarse en el correo: [email protected] o en las oficinas de la entidad.

El Círculo tiene a gala el ser una institución cultural de relevancia en Lugo y en Galicia y la visita incluirá un recorrido por sus salones más icónicos, como los salones de Columnas, el Regio, la Rotonda, la sala Bacabú o la de Billar, que han sido escenario de grandes eventos sociales, culturales y deportivos y también de muchas celebraciones históricas.

También se visitarán las áreas nuevas, fruto de la última ampliación y que han contribuido a rejuvenecer las actividades de la sociedad y ofrecer muchas actividades a niños y jóvenes.
 

Comentarios