Unas cincuenta entidades se unen a favor del campus

El movimiento que pide que Lugo conserve su oferta universitaria se extiende a toda la provincia con el apoyo de instituciones y colectivos
Otero, Vázquez y Abel, junto al antiguo vicerrectorado. XESÚS PONTE
photo_camera Otero, Vázquez y Abel, junto al antiguo vicerrectorado. XESÚS PONTE

El movimiento Campus Lucense logró el apoyo de medio centenar de instituciones y asociaciones de la provincia para evitar que la Escola Politécnica de Lugo pierda dos de sus cinco grados (Paisaxe e Enxeñaría Civil) y deba compartir otros dos (Agrícolas y Forestais) con la Universidade de Vigo. La medida viene determinada porque se establece un mínimo de 45 alumnos para que se puedan cursar unos estudios.

El portavoz de Campus Lucense, Jesús Vázquez, dio a conocer este lunes los resultados provisionales de la campaña que iniciaron hace diez días. Apelaron a todos los sectores sociales de la provincia para que se alivie o elimine ese criterio numérico por considerar que la medida es "un golpe mortal" para la ciudad y la provincia, pues estiman la pérdida en 2 millones de euros anuales.

Los promotores de la reivindicación redactaron un manifiesto, al que se han adherido, por ahora, seis colegios profesionales —como los de ingenieros de montes o de abogados—, trece ayuntamientos —"sobre todo, de A Montaña"—, sindicatos como CC.OO y UGT, colectivos de empresarios y comerciantes, las organizaciones agrarias Acruga y Agromuralla, y otros colectivos sociales.

Jesús Vázquez afirmó que el siguiente paso en su plan de reivindicaciones es la solicitud de entrevistas con el conselleiro de Educación, Román Rodríguez; el rector de la USC, Antonio López; el presidente de la Diputación, José Tomé, y la alcaldesa de Lugo, Lara Méndez. Tomé recordó que la Diputación aporta un millón de euros al Campus Terra en el momento en que la universidad anunció su intención.

El portavoz de Campus Lucense explicó que el contenido de su propuesta es "que se cambie a lei que pide un mínimo de 45 alumnos, para o que achegaremos un estudo comparativo con outras comunidades nas que non se pide, e defendermos a singularidade do campus de Lugo".

El ingeniero forestal Javier Otero añadió que "por cada técnico agrícola hai 3,6 ofertas de traballo". Esta falta de personas cualificadas se verá agravada por las exigencias de la Agencia 2030. "O 30% das explotacións deben estar en agroecolóxico en sete anos, agora temos 5%", remarcó.

Comentarios