lunes. 03.08.2020 |
El tiempo
lunes. 03.08.2020
El tiempo

Cientos de jóvenes participan en un incívico macrobotellón

Estado en el que amaneció el viernes el primer bancal de las cuestas del parque Rosalía de Castro. PEPE TEJERO.
Estado en el que amaneció el viernes el primer bancal de las cuestas del parque Rosalía de Castro. PEPE TEJERO.
Los asistentes a esta descontrolada celebración en el Parque y en el atrio de la catedral no llevaban mascarillas, ni guardaban distancia, además se registaron daños en la zona verde y se amontonó basura

Mientras unos 69.000 mariñanos cumplían su quinto día de confinamiento por el brote de la Covid-19, a unos 100 kilómetros de distancia, en la capital lucense, cientos de jóvenes se aglomeraban en la madrugada del viernes para celebrar un macrobotellón en dos de los espacios públicos que suelen frecuentar en la ciudad para estos encuentros al aire libre de alcohol y música: las cuestas del parque Rosalía de Castro y el atrio de la catedral.

Esa masiva juerga juvenil, que incumplió todos los preceptos establecidos por las autoridades sanitarias, sin mascarilla ni distancia interpersonal e incluso bebiendo del mismo envase, se prolongó después hasta el amanecer en una de la calles de la ciudad en donde se concentra la movida, Clérigos, como atestigua un vídeo que corrió este viernes como la pólvora por las redes sociales.

La celebración de este macrobotellón coincidió con el final en Lugo de las pruebas de acceso a la universidad (Abau), la antigua selectividad.

En la capital lucense se sucedieron el viernes las críticas no solo por este nuevo caso del incumplimiento de las medidas de prevención establecidas para evitar la propagación de la pandemia, sino también por el comportamiento incívico de jóvenes que rompieron ramas de árboles y papeleras en el parque Rosalía de Castro y que convirtieron esta zona verde, sobre todo, y el atrio de la catedral en vertederos incontrolados.

MONTAÑAS DE BASURA. Las personas que suelen utilizar el Parque como circuito cardiosaludable se encontraron este viernes, a primera hora de la mañana, con montañas de botellas de vidrio, latas y bolsas de plástico, entre otros envases.

A raíz de esta descontrolada celebración el concejal de medio ambiente, Álvaro Santos, hacía este viernes un llamamiento al "civismo" y le pedía a la juventud que  "compatibilice" su ocio con el respeto a los espacios públicos.

El edil explicaba que ese macrobotellón provocó en el parque Rosalía de Castro "importantes danos no mobiliario urbano así como ás especies vexetais do recinto no que, ademais quedou acumulado unha gran cantidade de lixo".

El Concello de Lugo tuvo que poner en marcha un dispositivo especial de limpieza para adecentar esta zona verde.

"A imaxe de suciedade que presentaba este espazo resulta inaceptable", afirmaba Álvaro Santos, que apeló "á concienciación cidadá para evitar que no futuro se repitan situacións como a acontecida onte".

Cientos de jóvenes participan en un incívico macrobotellón