Ciencia para un mundo mejor

Paulino Martínez trabaja desde Veterinaria en un programa que busca encontrar en los genes cómo hacer más resistentes a la enfermedad especies clave para las pesquerías gallegas
Paulino Martínez. SEBAS SENANDE (ARCHIVO)
photo_camera Paulino Martínez. SEBAS SENANDE (ARCHIVO)

En Lugo se hace ciencia que cuida de la Tierra y busca un mundo mejor y más seguro. Es ese un trabajo que no tiene fronteras y que a la vez puede resultar clave para la preservación de las especies propias y para salvaguardar pilares tan importantes como el de las producciones pesqueras y marisqueras.

En ese campo trabaja Paulino Martínez, catedrático de Genética que en este momento tiene puesto el foco desde Veterinaria en conseguir especies más resistentes frente a parásitos y toxinas.

El catedrático lucense trabaja con el ADN de especies estratégicas, desde merluza y rodaballo a mejillones, ostras, almejas o berberechos. El reto es lograr que sean más resistentes a los problemas que hoy les amenazan y que, de hecho, en los últimos años, han causado estragos.

Así, el objetivo del trabajo en los laboratorios es buscar en el genoma de las especies los genes implicados en problemas como la acumulación de toxinas, los daños que causan los parásitos en almejas o berberechos el impacto de las toxinas en el mejillón. Lograr semilla resistente a las patologías es la clave.

El proyecto forma parte del Programa de Ciencias Mariñas de Galicia, una iniciativa cofinanciada por el Gobierno (entorno al 60%) y la Xunta (40%) y en la que trabajan de forma conjunta científicos de los principales centros de investigaciones marinas.

El programa, que se financia con fondos Next Generation, está en marcha desde hace año y medio y los resultados son hasta ahora "satisfactorios", apunta Paulino Martínez, que resalta la importancia de "trabajar de forma conjunta" para afrontar los problemas de la acuicultura y de las producciones de bivalvos, de gran importancia económica para Galicia.

Hay un trabajo científico en marcha que tiene en sus objetivos preservar especies y que tiene en cuenta a la vez la transferencia de herramientas al sector industrial, de mucho peso en la comunidad, recuerda.

La línea en la que trabaja Paulino Martínez es una de las once en las que está organizado el programa, que incluye cuestiones como tratar el impacto que genera el cambio climático sobre las pesquerías.