Los cien años de Amadora Rodríguez, que sigue al pie del cañón sin necesidad de pastillas

Nacida en O Saviñao y vecina de Lugo desde hace muchos años, la mujer recibió un cariñoso homenaje de su familia
Celebración de los cien años de Amadora Rodríguez. EP
photo_camera Celebración de los cien años de Amadora Rodríguez

Amadora Rodríguez está como una rosa a los cien años y este domingo se fue de comida al Manuel Manuel para celebrar con los suyos que ha llegado al siglo de vida "sin necesitar tomar una pastilla para nada".

Amadora nació en O Saviñao, pero lleva asentada en Lugo desde los años 50 del siglo pasado. Se casó con Manuel Arias, que fue muy conocido por ejercer como zapatero en el barrio Feijoo, y tuvo dos hijas, Manuela y Mercedes. Es también la cariñosa abuela de tres nietos, Juan, Andrea y Alejandro, y tiene tres bisnietos.

Toda la familia disfrutó en este especial encuentro dominical de tener una centenaria en casa y no dejaron de contar anécdotas y presumir de que la abuela centenaria todavía se hace su cama cada día y, si cuadra, hasta se anima a echar una mano en la cocina pelando unas patatas.

Comentarios