lunes. 21.10.2019 |
El tiempo
lunes. 21.10.2019
El tiempo

Los chinos salen con billete de tren a Sarria mientras en Lugo escasean las plazas

Estación de tren de Lugo. SEBAS SENANDE
Estación de tren de Lugo. SEBAS SENANDE
Ferroviarios lucenses constatan la realidad de los peregrinos asiáticos, que contrasta con la dificultad para subirse al tren en la provincia. Los viajeros orientales llegan en avión hasta Madrid o Barcelona y en estas ciudades enlazan con el ferrocarril para llegar a Galicia

Es posible que sea más fácil comprar un billete para subirse al tren en alguna de las estaciones de Lugo desde China que desde la propia provincia. Trabajadores de varias terminales lucenses confirman que hay peregrinos asiáticos que salen de su país con un paquete turístico que incluye el billete de avión hasta Madrid o Barcelona y el de tren hasta Sarria. "Yo mismo lo comprobé una vez que coincidí en el avión con unos chinos. Traían el billete impreso y una guía en chino con información sobre señalización y funcionamiento de los medios de transporte de España y con referencias al Camino y a la muralla de Lugo", explica un ferroviario lucense.

Otro trabajador de Renfe, en este caso de la estación de Sarria, confirma que "es raro que pare un tren y no baje al menos un oriental. Los asiáticos vienen muy informados y muy preparados, y entiendo, por lo que me han comentado alguna vez, que vienen ya con todo comprado desde su país", explica Santiago González. Viajan hasta Sarria porque es punto de inicio del Camino de Santiago para muchos peregrinos porque permite hacer los últimos 100 kilómetros de la ruta francesa, la más popular, y así obtener la Compostelana.

Esta realidad contrasta con la dificultad que tienen muchos lucenses para adquirir un billete de tren con origen o destino en alguna de las estaciones de la provincia, si no es con mucha antelación, como probablemente es el caso de los peregrinos asiáticos. Los sindicatos y los usuarios, reales y potenciales, denuncian la frecuente escasez de plazas que se agudiza los fines de semana y festivos, donde ya casi es la tónica dominante.

La escasez se debe al aumento de la demanda y a la reducción de la oferta. La primera se produjo porque en el último lustro se incrementaron las frecuencias de algunas líneas —Lugo-Ourense, donde es posible enlazar para Madrid— y por factores como el Camino de Santiago, que cada vez tiene más tirón. El problema es que, paralelamente, el número de plazas se fue reduciendo. En 2017, Renfe suprimió dos vagones (20 plazas) del tren nocturno a Madrid, alegando el aumento de frecuencias que había realizado por el día, pese a que el perfil de usuario suele ser distinto.

Y esta semana, Renfe confirmaba que en el último año desvió a la ruta de Murcia dos trenes Alvia que usaba en Galicia para, entre otros cometidos, reforzar la oferta cuando los trenes de Madrid se llenaban. Asegura que el servicio no se ha visto perjudicado y que sigue reforzando cuando es necesario, pero los sindicatos discrepan y los usuarios se quejan.

FÓRMULA DE AHORRO

Los precios de los billetes de tren varían con frecuencia, en función de los intereses comerciales de Renfe, cuya página web no informa de las fórmulas que existen para ahorrar en viajes de larga distancia y que los viajeros suelen desconocer.

Por obligaciones de servicio público, Renfe tiene que ofrecer un mínimo de plazas con precios de media distancia en trayectos de larga distancia en el mismo tren. Así, cuando no hay promociones —no es el caso de este momento— viajar de Lugo a Madrid, por ejemplo, sale más barato si en vez de sacar el billete de esa manera se compran dos: uno hasta Ourense y otro desde esta ciudad hasta la capital. El tren es el mismo, el viajero no tiene que hacer transbordo y ni siquiera cambiar de asiento, explica un ferroviario.

"El Alvia tiene metidas plazas de media distancia, tiene que tenerlas por ley, pero no te informan", lamenta un ferroviario. La explicación más fácil es que de esa manera Renfe recauda más.

Plazas libres que no se pueden ocupar
Los trenes Lugo-Madrid aparecen sin plazas con frecuencia en la web de Renfe. Este viernes por la tarde no quedaban en los dos primeros trenes del lunes, el de las 8.26 horas y el Alvia de las 11.10 horas. Sin embargo, en el Alvia había plazas libres entre Lugo y Zamora. Si lo que se pedía era Zamora-Madrid, ya no salían.

Los trenes tienen una gran ocupación entre Zamora y Madrid porque los horarios y los tiempos los hacen competitivos. Hay quien propone reforzar el trayecto entre esas ciudades para descongestionar el Alvia Lugo-Madrid.

Los chinos salen con billete de tren a Sarria mientras en Lugo...
Comentarios