jueves. 28.10.2021 |
El tiempo
jueves. 28.10.2021
El tiempo

Chalés y zonas industriales vuelven al punto de mira de las bandas itinerantes

2020020112293486305
Lugar donde actuaron los cacos en O Ceao. VICTORIA RODRÍGUEZ
"Los negocios de telefonía son muy golosos para los cacos", lamentan los dueños de la empresa asaltada en O Ceao. En las viviendas de A Louzaneta robaron más de 10.000 euros, joyas y relojes de alta gama

Los chalés y las naves ubicadas en los polígonos industriales vuelven al punto de mira de las bandas organizadas, que el pasado jueves asaltaron una empresa de telefonía móvil en O Ceao y dos viviendas unifamiliares en A Louzaneta. Aunque los tres robos se llevaron a cabo con pocas horas de diferencia, la primera hipótesis que maneja la Policía Nacional es que fueron obra de dos grupos itinerantes distintos.

En O Ceao, los ladrones entraron en la sede de una empresa de telefonía móvil y se llevaron 3.000 euros en efectivo, que se encontraban guardados en una caja de caudales, así como numerosos teléfonos. Inicialmente, los propietarios del negocio denunciaron el robo de 60 terminales, aunque tras revisar las instalaciones y la mercancía, elevaron la cifra a 200 móviles, todos ellos de las marcas Samsung y Xiaomi. En total, los afectados calculan que el botín que se llevaron los delincuentes supera los 30.000 euros. "Los negocios de telefonía móvil", afirman, "son muy golosos para los cacos. Aquí se llevaron todos los terminales nuevos y dejaron los que estaban para reparar".

Según pudieron comprobar los responsables de la empresa en el visionado de las cámaras de seguridad, el asalto se produjo alrededor de las seis de la madrugada, cuando un grupo de seis encapuchados accedió al interior de las instalaciones, tras forzar la puerta de entrada, y cometió el robo. En alguna de las imágenes se aprecia como otra persona camina por el exterior del local de un lado a otro, posiblemente para realizar labores de vigilancia. "Nos llamó bastante la atención que, mientras cometían el robo, la puerta del establecimiento estaba abierta y había ya bastante circulación por el polígono", comentan los afectados.

Los vecinos de A Louzaneta solicitan una mayor presencia policial en la zona

Los investigadores de la Policía Nacional consideran que este robo es obra de una banda organizada que actúa por todo el territorio nacional y que no se trata del mismo grupo que actuó en A Louzaneta, donde el jueves fueron asaltadas dos viviendas unifamilares.

Los delincuentes entraron en los chalés después de forzar varias ventanas laterales y se llevaron todo el dinero y los artículos de valor que encontraron a su paso. Entre las dos viviendas, los cacos se hicieron con un botín compuesto por unos 10.000 euros en efectivo, numerosas joyas, relojes de alta gama y aparatos electrónicos, como tablets y ordenadores. Los afectados se dieron cuenta de lo sucedido pasadas las ocho de la tarde, cuando regresaron de trabajar y se encontraron con diversas estancias de sus domicilios completamente revueltas.

Los vecinos de A Louzaneta están hartos de que su urbanización sea el blanco de los delincuentes cada vez que actúan en la capital lucense y piden mayor presencia policial en la zona. Y es que, cada cierto tiempo, se produce una oleada de robos en la que resultan afectadas varias viviendas unifamiliares, que siempre son asaltadas aprovechando que los propietarios no se encuentran en el interior.

Tanto los vecinos de las urbanizaciones residenciales como los empresarios de los polígonos están convencidos de que los delincuentes realizan labores de seguimiento antes de cometer el robo para conocer las costumbres y horarios de las víctimas, asegurando de este modo el éxito de su malintencionado plan.

La policía investiga otro robo en la cafetería del parque Rosalía de Castro 
La Policía Nacional investiga otro robo registrado en la madrugada del vienes en la cafetería del Parque Rosalía de Castro. El ladrón o ladrones intentaron forzar las puertas del local, pero no lo consiguieron, por lo que finalmente violentaron una ventana corredera para acceder al interior, donde sustrajeron la recaudación de la tragaperras y el cambio de la caja registradora.

Según explicó el portavoz policial, los investigadores descartan inicialmente que este robo sea obra de una banda organizada.

Chalés y zonas industriales vuelven al punto de mira de las bandas...
Comentarios