miércoles. 08.12.2021 |
El tiempo
miércoles. 08.12.2021
El tiempo

El CGPJ toleró que la jueza pitonisa bailara como 'stripper' en Canarias

María Jesús García, en unas jornadas de penitenciarias de 2017. J. VÁZQUEZ
María Jesús García, en unas jornadas de penitenciarias de 2017. J. VÁZQUEZ

El órgano de gobierno de los jueces no la sancionó porque alegó que hacía 'striptease' solo por afición y gratis

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) sigue pendiente de tomar una decisión sobre las diligencias abiertas a la polémica jueza María Jesús García, que dirige el juzgado de Vigilancia Penitenciaria de Lugo, después de que este diario desvelara que se dedica a echar las cartas del tarot cobrando por ello. No es, sin embargo, la primera vez que ha sido investigada por el CGPJ, que le abrió otras diligencias cuando ejercía de jueza en Canarias en 2001 porque en sus ratos libres bailaba como stripper en un local de striptease.

En esa ocasión, no obstante, el órgano de gobierno de los jueces tuvo que tolerar su comportamiento y ni siquiera la sancionó. Según la información publicada por David Fernández en el periódico digital El Confidencial, María Jesús García alegó que se trataba de un hobby que practicaba en el local de un amigo y que no cobraba por ello, por lo que pese a lo inapropiado que esta afición pueda parecer para un miembro de la judicatura, el CGPJ no pudo hacer nada.

Que no se pudiera demostrar que cobrara es clave, y supone la gran diferencia con respecto a sus actividades en Lugo. El régimen de incompatibilidades de los jueces es muy estricto, y solo se permite, previa autorización del CGPJ, la docencia, la producción y creación literaria, artística y científica y la administración de empresas que gestionan patrimonio familiar.

Sin embargo, tal y como comprobó y publicó El Progreso, en Lugo sí estaba cobrando por sus servicios de pitonisa: un periodista de este diario le dio personalmente en mano los 15 euros que le cobró después de que le echara las cartas del tarot en una consulta. De hecho, poco después la consulta subió a 20 euros. Ella negó no solo que cobrara, sino incluso que fuera ella la que echaba las cartas, un negocio que achacó a su "asistente del hogar".

El hecho de que cobrara y la importancia que da el CGPJ a este aspecto se puso de manifiesto durante el interrogatorio que el Promotor de la Acción Disciplinaria realizó a los dos periodistas de El Progreso durante la comparecencia de ambos como testigos, a petición del propio consejo, en las diligencias informativas que se le han abierto.

Se espera que esta misma semana haya una decisión del CGPJ sobre el asunto.

El CGPJ toleró que la jueza pitonisa bailara como 'stripper' en...
Comentarios