lunes. 26.10.2020 |
El tiempo
lunes. 26.10.2020
El tiempo

El centro de Lugo, a medio gas

Ambiente en la zona de vinos del casco histórico. XESÚS PONTE
Ambiente en la zona de vinos del casco histórico. XESÚS PONTE
El cierre de bares en A Milagrosa apenas trasladó clientes a los locales del casco histórico, donde se trabajó menos que otros sábados de este verano

No hubo trasvase de clientes entre el barrio de A Milagrosa, donde muchos hosteleros decidieron bajar este sábado la persiana al limitarse el servicio a las terrazas, y el casco histórico, en el que los bares trabajaron a medio gas. "Final de mes, mal tiempo y encima esto", se lamentaba este sábado un hostelero de Campo Castelo en alusión a las nuevas medidas implantadas a raíz de los rebrotes de casos de Covid-19 por la Consellería de Sanidade, que limitan el aforo de los locales al 50 por ciento de la capacidad y que impiden servir en barra a los clientes.

Por la mañana y a mediodía, cuando la lluvia y el sol hacían acto de aparición de forma intermitente, las terrazas de los locales del centro sí registraron afluencia. Sobre todo a la hora del aperitivo, la Rúa da Cruz, la Praza do Campo o la Rúa Nova vivieron cierta animación, que se fue disipando conforme llegaba la tarde, cuando las temperaturas bajaron.

Las terrazas de la Praza Maior fueron las que registraron más clientela, sobre todo porque suelen ser más abrigadas e incluso disponen de equipos calefactores. Sin embargo, en las de Campo Castelo la afluencia fue menor que otros sábados de este verano marcado por la pandemia.

CONTROL . La Policía Local y la Nacional también patrullaron por la zona del centro para comprobar que en los locales de hostelería se cumplía la nueva normativa que limita los aforos y el servicio en barra. De hecho, unos agentes que acudieron a un local de la Rúa Nova advirtieron a un cliente que estaba apoyado en la barra de que solo podía consumir en el interior del local si estaba en una de las mesas habilitadas. Además, fue avisado de que la próxima vez sería sancionado por incumplir esta norma, que ya fue implantada en su día durante las primeras fases del estado de alarma.

Además, el Concello anunció el refuerzo en la limpieza y desinfección en las calles y el mobiliario urbano del barrio de A Milagrosa. El edil de medio ambiente, Álvaro Santos, explicó que el operativo se basó en el mismo protocolo usado desde el inicio de la pandemia.

El centro de Lugo, a medio gas
Comentarios