El caudal del Miño empieza a ceder pero sigue en nivel de prealerta

Este domingo la zona del Fluvial seguía inundada

Tras una prolongada racha de fuertes lluvias, el Miño sigue muy alto a su paso por Lugo, con zonas habitualmente inundables, como el Balneario o el Club Fluvial, con el agua cerca de la altura de las copas de los árboles.

Sin embargo, el caudal ha empezado a ceder y a media tarde de este domingo se situaba en los 3,31 metros, todavía en nivel de prealerta según los umbrales marcados por la Confederación Hidrográfica Miño-Sil aunque a considerable margen del nivel de alerta, que se sitúa cerca de los cuatro metros.

El paso por la capital lucense es, de hecho, el único punto de toda la provincia en el que el río sigue marcando la prealerta.

En esta circunstancia, el Concello mantiene la vigilancia en distintos puntos y a lo largo de la pasada semana cerró el paso por puntos concretos del paseo fluvial.

Los momentos de mayor preocupación, no obstante, se produjeron los días 26 y 27 febrero, cuando el caudal del río alcanzó su pico máximo en la última semana. La subida fue realmente notable: el día 26 comenzó en 2,76 metros y a las 18.00 horas ya estaba en 3,51.

Comentarios