lunes. 30.03.2020 |
El tiempo
lunes. 30.03.2020
El tiempo

EL PARQUE AGRÍCOLA DE LA PROVINCIA ENVEJECE, CON UNA MEDIA DE EDAD DE 29 AÑOS

Cerca de 60.000 vehículos de Lugo anotaron defectos graves al pasar por la ITV

ITV de O Ceao
ITV de O Ceao
El 26% de los 219.445 que acudieron en 2015 a las cinco estaciones de ITV de la provincia de Lugo suspendieron la primera revisión ► Esas deficiencias reducen la seguridad del vehículo, por lo que ponen en peligro a otros conductores o la protección del medio ambiente

Uno de cada cuatro vehículos de la provincia de Lugo circula por las carreteras y los cascos urbanos con defectos mecánicos graves o muy graves, debido a que sus conductores exprimen al máximo sus prestaciones o simplemente no se esmeran en su cuidado, lo que entraña un riesgo para la seguridad vial.

De los 219.445 vehículos que fueron inspeccionados el año pasado en las estaciones fijas y móviles de ITV que hay en la provincia, el 25,83% suspendió la primera revisión, según los datos que ha facilitado la empresa Supervisión y Control, que es la concesionaria de este servicio en Galicia.

"En 2015 cerca de 60.000 vehículos que pasaron inspección en la provincia de Lugo fueron rechazados por tener una o más deficiencias que afectaban de manera grave e inminente a la seguridad vial y a la protección del medio ambiente", indicó la portavoz de la concesionaria SyC, Carmen Fernández, que destacó que estos defectos "no fueron detectados por sus conductores hasta que pasaron la ITV".

Los principales motivos por los que suspendieron este examen fueron, por una parte, en el alumbrado y la señalización, sobre todo defectos en la luz de cruce, y, por otra, en los ejes, los neumáticos y la suspensión, especialmente el desgaste de la banda de rodadura.

Esas taras mecánicas disparan los accidentes de tráfico. Según concluye un estudio que realizó a nivel nacional la Universidad Carlos III de Madrid, las inspecciones periódicas a los vehículos evitarían anualmente alrededor de 11.000 accidentes, en los que se producirían unos 170 muertos y 11.000 heridos.

Las deficiencias más comunes son el alumbrado, como la luz de cruce, y los ejes y neumáticos, como el desgaste de la rodadura

En la provincia de Lugo hay cinco estaciones fijas: Foz Monforte de Lemos, Vilalba, Viveiro y la capital lucense. Se completa el mapa con otras 18 en el resto de Galicia.

De los vehículos que acudieron a lo largo del año pasado a las estaciones de la provincia de Lugo, el 64,4% fueron turismos, 141.318; el 14,39% mercancías de menos de 3.500 kilos de masa máxima autorizada (MMA), 31.574; el 11,08% agrícolas, 24.319; el 3,46% motocicletas, 7.603; el 3,43% mercancías de más de 3.500 kilos de MMA, 7.531; el 1,84% remolques y semirremolques, 4.032; el 0,55% autobuses, 1.217, y el 0,84% otros, 1.851.

INSPECCIÓN CADUCADA. Además de esos cerca de 60.000 que suspendieron a la primera la inspección técnica en la provincia de Lugo en 2015 al detectarles anomalías técnicas graves o muy graves, alrededor del 20% de los vehículos registrados circulan saltándose a la torera la obligatoriedad de pasar la ITV, según las cifras que maneja la Dirección General de Tráfico (DGT).

Cuando suspende, el conductor dispone de 60 días para reparar las deficiencias detectadas en su vehículo y volver a la estación de ITV a regularizar la situación, sin tener que pagar más. Si excede ese plazo, la inspección caduca y tendrá que reiniciar el proceso y abonar de nuevo las tasas correspondientes.

Si esos defectos son calificados como graves, el vehículo solo puede circular desde la estación de ITV al taller y de vuelta, estando inhabilitado para transitar por vías públicas mientras no se ponga al día. Si son muy graves, solo podrá trasladarse en un camión grúa u otro medio alternativo.

Las multas por tener caducada o suspensa la ITV son de 200 o 500 euros y otros 100 si no se lleva el distintivo en el parabrisas

Carmen Fernández hizo hincapié asimismo en que el vehículo va sufriendo con el uso desgastes progresivos, por lo que su propietario "adapta su conducción sin darse cuenta a esas nuevas condiciones". Agrega que por ejemplo "no es consciente de que necesita pisar antes el freno para detenerlo".

Esa situación hace "necesaria", a su juicio, una verificación "independiente de los principales puntos de seguridad del vehículo" durante toda su vida útil para "garantizar" que sea apto para la circulación y no entrañe un riesgo para los demás usuarios de las vías públicas.

CASTIGO PECUNARIO. Si las fuerzas del orden sorprenden a un conductor al volante de un vehículo con la ITV caducada o con ella desfavorable por un defecto grave, le impondrá una sanción de 200 euros. La multa se incrementa hasta los 500 euros si las deficiencias detectadas en la inspección son calificadas como muy graves, debido a que su utilización, según recordó Carmen Fernández, "constituye un peligro para sus ocupantes o para los demás usuarios de la vía pública".

Si un vehículo tiene la ITV en regla, pero su conductor se ha olvidado de colocar el distintivo en una parte visible del parabrisas, los agentes le pueden castigar con 100 euros —la mitad por pronto pago—.

Los turismos tienen que pasar la ITV cada dos años tras cumplir los cuatro y anualmente a partir de los diez. Para las motocicletas es bienal desde los cuatro años. En el caso de los vehículos de mercancías de menos de 3.500 kilos de MMA es bienal de dos a seis años, anual de seis a diez y semestral a partir de los diez. Para los de más de 3.500 kilos es anual hasta los diez años y después cada seis meses. En los autobuses es anual hasta los cinco años y semestral después. Y los agrícolas tienen que pasar la primera a los ocho años, de ocho a 16 bienal y a partir de esa edad, anual.

Cerca de 60.000 vehículos de Lugo anotaron defectos graves al pasar...
Comentarios