jueves. 27.02.2020 |
El tiempo
jueves. 27.02.2020
El tiempo

Cáritas todavía atiende ahora al doble de personas que hace diez años

Mónica Yáñez, secretaría general de Cártias Diocesana de Lugo, y Antón Negro, delegado episcopal. XESÚS PONTE
Mónica Yáñez, secretaría general de Cártias Diocesana de Lugo, y Antón Negro, delegado episcopal. XESÚS PONTE

Casi 7.500 personas recibieron ayudas en 2017 en toda la diócesis siendo San Antonio, A Milagrosa y Sagrado Corazón las parroquias con más familias necesitadas en la capital lucense

La recuperación económica parece no haber llegado todavía a Lugo. Esa es la constatación que hace Cáritas Diocesana después de observar que el número de personas atendidas durante 2017 es el doble todavía de las que pasaron por sus dependencias, tanto centrales como en las parroquias, hace ahora diez años.

"El año pasado, Cáritas Diocesana Lugo atendió a 7.458 personas. Hace una década, fueron 2.548", explicó este jueves la secretaria general de la ONG en Lugo, Mónica Yáñez, durante la presentación de la memoria del pasado año.

Ante estas cifras, la conclusión es clara. "La situación de pobreza se cronifica en Lugo y la recuperación económica no llega a muchas familias, a lo que contribuye la falta de trabajo y la precariedad del mercado laboral, que no permite unas condiciones dignas de vida", añadió Mónica Yáñez.

Las necesidades más acuciantes que tienen las familias atendidas por Cáritas se centran, en primer lugar, en las dificultades para pagar la vivienda (alquiler, sobre todo) y los recibos de los distintos suministros de luz, agua, teléfono y calefacción. El resto de las carencias son de empleo y alimentos así como de apoyo educativo y psicológico. "Este último servicio cada vez está más demandado", indicó la secretaria general de Cáritas.

PARROQUIAS. La memoria anual de Cáritas Diocesana Lugo refleja, por otra parte, que 5.780 personas fueron atendidas en el programa de acogida y asistencia a marginados y excluidos, que se lleva a cabo a través de las parroquias.

Dentro de estas, las que atendieron a un mayor número de beneficiarios en la capital lucense fueron, por este orden, San Antonio (con 812 usuarios y 271 familias), A Milagrosa (con 622 beneficiarios y 178 familias) y Sagrado Corazón (con 574 personas atendidas y 143 familias).

En el extremo opuesto, la parroquia lucense con menos necesidades sociales fue la de Buen Pastor, en Acea de Olga, donde solo fueron atendidas por Cáritas Diocesana, durante el año pasado, un total de 36 personas y 11 familias.

Ayudas
Más de 500.000 euros repartidos


Cáritas repartió 502.717 euros, durante 2017, a personas vulnerables, lo que supone casi una tercera parte del presupuesto anual, de 1.541.517 euros.

La mayoría de las ayudas —177.638 euros— fueron para vivienda. Se repartieron, además, 90.673 euros para alimentos; 72.094, para suministros; 48.282, para actividades formativas; 34.219, para ayuda y atención a domicilio; 24.964, para ayuda escolar; otros 24.198, para becas, y 16.641, para atención sanitaria.

558
niños y jóvenes fueron atendidos por Cáritas. Otro de los programas que fue seguido por más personas fue el de empleo, con 465 usuarios y 57 inserciones laborales, de las que 40 finalizaron en contratos. Además, 205 inmigrantes recibieron atención.

 

Cáritas todavía atiende ahora al doble de personas que hace diez años
Comentarios