Cáritas Lugo inaugura "un espacio con alma" para acoger a quienes más lo necesitan

La onegé católica traslada su actividad principal al edificio construido en el lateral del Palacio de Velarde del caso histórico
 
La presidenta de Cáritas posa con el obispo y las autoridades frente a la nueva sede. SEBAS SENANDE
photo_camera La presidenta de Cáritas posa con el obispo y las autoridades frente a la nueva sede. SEBAS SENANDE

Es un edificio con entrada ajardinada en plena calle Luis Peña Novo, en el centro histórico, con una fachada de líneas rectas, amplias ventanas y despachos, salas de reuniones y salitas de espera luminosas y cómodas, pintadas de un blanco agradable. Este será el espacio en el que a partir de ahora Cáritas Diocesana de Lugo comience a atender a las miles de personas necesitadas ayuda que hasta ahora acudían a su antigua y ya vetusta sede de Avenida das Américas. Un cambio radical que su directora Amparo González, explicó así: "La nueva sede está diseñada para ser mucho más que un edificio, queremos que sea un centro de acogida, de orientación, de acompañamiento para las personas que más lo necesitan. Nos gustaría que fuera un espacio con alma".

El espacio creado con la financiación de la Diócesis de Lugo en un lateral del Palacio de Velarde fue inaugurado este miércoles en una acto que contó con la presencia del obispo de Lugo, Alfonso Carrasco, y del presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, así como con representantes de todas las instituciones de la ciudad y una nutrida presencia del tejido colaborativo y asistencial de la sociedad lucense. 

Amparo González agradeció a todos su apoyo en un momento que "marca un hito en la historia de nuestra organización y refleja el compromiso continuo con la comunidad que todos compartimos". Según dijo la presidenta de Cáritas, "esta sede no es solo un crecimiento desde el punto de físico ni siquiera estructural. Lo que pretendemos es que sea un crecimiento de nuestra capacidad de servicio y de nuestra innovación, y sobre todo que podamos impactar en la vida de las personas de forma positiva".

Un objetivo que Alfonso Rueda no dudó de que conseguirán. "Quería estar aquí", reconoció el presidente de la Xunta, "para recoñecer ese traballo e para dicir que institucións como Cáritas son imprescindibles, chegan onde nunca imos poder chegar as administracións por moitos recursos que poñamos, por esa proximidade, é agarimo, ese saber o que se traten entre mans para facer as cousas ben".

Por ello, comprometió el apoyo de su Gobierno porque Cáritas Lugo inaugura "unha sede digna para facer un traballo moi digno, acompañar e acoller a quen máis o necesita con dignidade e facéndoa sentir xente importante nos momentos máis difíciles, cando parece que todo o mundo déixaos de lado".

Exactamente eso, confirmó acto seguido el obispo Carrasco, es la caridad, para afirmar que "Cáritas é seguramente a verdade máis grande que hai, porque non hai verdade máis grande que a caridade. Ata o punto de que nos ensinaron de nenos que Deus é caridade, é amor". Hasta tal punto, afirmó el prelado, que "a caridade acaba sendo a alma viva, a enerxía que move á Igrexa. Sería bo que esta fose a forza que nos modera en todo na vida".

Alfonso Carrasco tuvo un recuerdo especial para Ginés Plaza, expresidente de Cáritas Lugo y "quen insistiu máis que ninguén en que había que facer unha sede. E tiña razón". Porque "detrás de Cáritas", recordó, "hai un pobo enteiro, as parroquias, os fieis, os voluntarios... Todo isto ten rostros, Cáritas faise concreta coas persoas que temos diante".

Toda el área administrativa y once programas

La actividad de Cáritas se repartirá desde ahora en su nueva sede y en la que mantiene en Avenida das Américas. Allí, donde trabajan media docena de personas, seguirá el ropero, las aulas para los diferentes cursos de formación (como talleres y cocina) y las dependencias para los programas de infancia, juventud, empleo y competencias claves.

En las instalaciones recién abiertas en pleno centro, frente a la entrada principal de la Praza de Abastos, trabajarán en torno a una docena de personas, repartidas en sus tres pisos.

Además de todo el aparato administrativo, desde allí se gestionarán directamente los programas de mujer y salud, personas con discapacidad, mayores, los dos programas para inmigrantes (Participa con Nós y Contade con Nós), formación de voluntariado, violencia y trata contra las mujeres, acogida, personas sin hogar y familias.

Además, dispone de varias salas de reuniones, un salón de actos y es sede de la Fundación Nites de colegios católicos de Lugo.