miércoles. 29.09.2021 |
El tiempo
miércoles. 29.09.2021
El tiempo

Cardiología y Uci diagnostican un caso muy raro de miocardiopatía por Covid-19

Entrada del HULA. AEP
Entrada del HULA. AEP
Es el tercero del mundo al que el coronavirus causó síndrome de Takotsubo o de corazón roto

El jefe de Cardiología del Hula, Carlos González Juanatey, y la jefa de la Unidad de Ciudados Intensivos, Ana Ferreiro, han diagnosticado el que podría ser el tercer caso del mundo de síndrome de Takotsubo causado por Covid- 19. Se trata de una miocardiopatía que también recibe el nombre de síndrome del corazón roto y que suele tener como desencadenante el estrés emocional o físico repentino. En este caso se produjo dentro del cuadro de inflamación que provoca la enfermedad.

González Juanatey señala que, por el momento, solo hay dos casos descritos en todo el mundo: el primero de un paciente estadounidense recogido por el Journal of the American College of Cardiology y el segundo, de un paciente italiano. "Hay otro de una paciente que sufrió un síndrome de Takotsubo por miedo a la posibilidad de contagiarse de Covid- 19 pero no era un caso positivo de Covid-19", explica. El artículo que recoge el caso de la lucense se encuentra ahora en período de revisión en una revista científica canadiense.

"Ha sido un hallazgo. El Takotsubo no es que tenga una baja incidencia, hemos visto a otros pacientes con ese síndrome, pero en este caso es por Covid-19", explicó Ana Ferreiro.

La mujer, una paciente que continúa ingresada en Uci, fue hospitalizada en el Hula por una neumonía bilateral causada por Covid-19. A las 48 horas de estar en Uci desarrolló síntomas y el electrocardiograma y ecocardiograma ayudaron a concluir que se trataba de este síndrome.

El Takotsubo -que recibe ese nombre porque así se denomina en japonés un tipo de vasija ambombada y de cuello estrecho que se usa para pescar pulpos y que recuerda el abombamiento apical que sufre el corazón- se puede confundir inicialmente con un infarto. La persona puede sentir el característico dolor en el pecho y sensación de falta de aire y además produce un daño transitorio del corazón, afectando generalmente al ventrículo izquierdo que es lo que adquiere una forma parecida a la trampa para pulpos.

La diferencia con el infarto es que, en este, hay obstrucción coronaria y debe abrirse la arteria cuanto antes para que la sangre siga pasando. En el caso del Takotsubo no hay daño coronario y se trata de una afectación reversible. Según recoge la Fundación Española del Corazón, alrededor del 85% de las personas afectadas por este síndrome son mujeres que ya han pasado la menopausia y que viven un fuerte evento estresante. Cita entre los desencadenantes la noticia sobre la muerte inesperada de un ser querido, un diagnóstico médico aterrador, la pérdida o incluso la ganancia de una suma importante de dinero, el anuncio de un divorcio o un desastre natural.

La paciente ha superado el síndrome, ya que se trata de una miocardiopatía reversible y sigue recuperándose de la neumonía por el coronavirus.

Cardiología y Uci diagnostican un caso muy raro de miocardiopatía...
Comentarios