Los carburantes se encaminan de nuevo hacia los dos euros el litro

La subida de los precios del combustible para vehículos causa un descenso del consumo y que algunas gasolineras recauden un 10% menos
undefined
photo_camera Un conductor reposta en una estación de servicio. EFE

Tampoco los carburantes le dan respiro a los bolsillos de los lucenses en esta cuesta de septiembre. Llenar el depósito del coche vale ahora cerca de diez euros más que hace un par de meses. En las estaciones de servicio de la provincia de Lugo este miércoles el precio medio del diésel estaba a 1,67 euros y el de la gasolina de 95 octanos a 1,73.

Ese precio aún dista de los dos euros que se superaron en junio del año pasado como consecuencia del conflicto bélico provocado por Rusia, si bien entonces existía una bonificación del Gobierno de 20 céntimos por litro.

La vicepresidenta de la Asociación Provincial de Estaciones de Servicio de Lugo, la chantadina Victoria Lemos, reconocía este miércoles que esta escalada de los precios está pasando factura también a la recaudación de estos negocios. "Septiembre ya es de por sí un mes flojo para las estaciones de servicio porque la vuelta al cole mina la economía de las familias. Pero a mayores se está notando la subida de los precios en el consumo de los particulares", precisaba la directiva de este colectivo que agrupa a unos 35 socios.

El representante de otra gasolinera de la provincia de Lugo explicaba que la recaudación se está viendo mermada "entorno a un 10%" por el descenso del consumo debido a ese incremento del importe, que atribuye, sobre todo, al descenso de la producción por parte de los países con pozos de petróleo y también a la carga impositiva de los carburantes, que supone el 50%.

Cambio de hábitos. Esa subida también se está traduciendo en un cambio de hábitos de los conductores, según cuenta este empresario de una estación de servicio. Los más jóvenes que no precisan del uso del coche a lo mejor lo dejan aparcado mitad del mes en el garaje en vez de echar mano de él a diario. Además, dice que se está encontrando con conductores, con más aprietos económicos, que antes llenaban el depósito de su vehículo y ahora repostan "30 o 50 euros".