El BNG reclama con una caravana el arreglo de la N-6 de Lugo a Becerreá

El Bloque organizó el acto en el marco de la campaña Arranxo XA! das nosas estradas
photo_camera El BNG organizó este sábado una caravana de protesta por las deficiencias en el pavimento de las carreteras de titularidad estatal a su paso por Lugo y que se enmarca en la campaña 'Arranxo XA! das nosas estradas'

El BNG ha realizado este sábado una caravana reivindicativa desde Lugo hasta Becerreá para demandar la mejora de las infraestructuras viales de titularidad estatal de la provincia lucense ante la "falta de compromiso y de inversión" por parte del Gobierno central. 

En concreto, piden al Ministerio de Transportes que lleve a cabo las actuaciones necesarias para mejorar el firme y mejorar la seguridad vial en la autovía A-6 y las carreteras N-6, N-540, N-640 y N-120. 

Este acto se enmarca en la campaña de los nacionalistas Arranxo XA das nosas estradas para reclamar el arreglo de estas infraestructuras a través de iniciativas institucionales acompasadas con el apoyo social. 

Participantes nacionalistas en la protesta para demandar el arreglo de las infraestructuras viales de la provincia, este sábado. EP
Políticos del BNG en la protesta para demandar el arreglo de las infraestructuras viales de la provincia. EP

"La A-6 y las N-VI, N-540, N-640 y N-120 son infraestructuras esenciales y estratégicas para garantizar el desarrollo social y económico de las comarcas lucenses. Sin embargo, el estado actual deja mucho que desear e incluso disminuye la seguridad vial en carreteras por las que circulan diariamente cientos de vehículos", ha denunciado el diputado del Bloque en el Congreso, Néstor Rego. 

Por su parte, el teniente de alcaldesa de Lugo, Rubén Arroxo, ha recordado que las comarcas lucenses sufren "aislamiento con serios problemas de comunicación, tanto a nivel ferroviario como por carretera". 

Críticas del Partido Popular

El grupo municipal del PP de Lugo criticó al teniente de alcaldesa, Rubén Arroxo, por participar en este caravana reivindicativa al considerarla "unha burla aos lucenses".

 

Desde el PP consideraron un contrasentido "que os nacionalistas se unan a unha protesta para reparar as estradas nacionais, que abandonou o Goberno de Sánchez que ele sostentan", al tiempo que "as rúas e pistas de Lugo que son da súa xestión están sen mantemento".