Viernes. 25.05.2018 |
El tiempo
Viernes. 25.05.2018
El tiempo

El caos informático bloquea por segundo día el Concello

Fachada posterior y aparcamiento del edificio administrativo del Concello. XESÚS PONTE
Fachada posterior y aparcamiento del edificio administrativo del Concello. XESÚS PONTE

Se cambiará la instalación eléctrica de una planta del viejo seminario

El sistema informático del Concello volvió a caerse este martes por segundo día en otra mañana de caos que obligó a los funcionarios a recuperar las comunicaciones por papel mientras los usuarios que acudían a las oficinas municipales a hacer gestiones o solucionar problemas perdían el tiempo. Aunque el registro y el padrón volvieron a estar operativos, la página web municipal estuvo caída durante la mañana, mientras los ordenadores tenían conexión a internet pero no a la red interna.

El gobierno local aseguró este martes que el origen del problema son las deficiencias en la instalación eléctrica de la segunda planta del antiguo seminario menor, que provoca un recalentamiento de los servidores informáticos. Por ello, el nuevo ingeniero técnico industrial comenzó a trabajar en la preparación del pliego de condiciones para contratar el cambio de la red eléctrica que da problemas y que se confía pueda ejecutarse con urgencia gracias a la agilidad que ahora ofrece la ley de contratos.

Mientras tanto, los informáticos del Concello tratarán de evitar la sobrecarga en la red eléctrica apagando durante unas horas al día los servidores, según explicaron desde el gobierno local, aunque no se descarta que mientras no se soluciones el problema eléctrico se sigan sucediendo las caídas de la red informática.

PROBLEMAS. Varios ciudadanos acudieron este martes en vano al edificio administrativo del Concello, ya que los problemas en los ordenadores impidieron hacer gestiones en varios servicios como el de aguas. Eso fue lo que le ocurrió a una ciudadana que acudió a este servicio a tratar de que le anularan un recibo erróneo que le fue remitido hace unos días y en el que se le facturaba un consumo de 431,57 euros, cuando lo habitual es 30 o 40 euros. Tras esperar unos 20 minutos a ser atendida, le indicaron que volviese al día siguiente porque se había caído el sistema informático. La afectada, tras quejarse de que tendrá que volver a pedir permiso en el trabajo para poder acudir a las oficinas municipales, teme que le vuelva a ocurrir lo mismo si continúa el problema en el edificio.

El caos informático bloquea por segundo día el Concello
Comentarios