Lunes. 22.10.2018 |
El tiempo
Lunes. 22.10.2018
El tiempo

La Calzada será peatonal pese a vetar Patrimonio un nuevo acceso a la N-VI

Acceso a la N-VI. XESÚS PONTE
Acceso a la N-VI. XESÚS PONTE

La Xunta no autoriza otro carril de entrada a la carretera desde A Volta da Viña por el impacto visual que afecta al Camino

La Calzada da Ponte será peatonalizada en la parte más cercana al puente romano a pesar de que finalmente no se ejecutará un nuevo acceso desde A Volta da Viña a la N-VI para los vehículos que se dirijan en dirección a A Coruña y que ahora usan ese tramo de calzada. La Dirección Xeral de Patrimonio de la Xunta no autorizó finalmente este nuevo enlace, que tenía un presupuesto 470.000 euros y se iba a financiar con los fondos europeos del Edusi, por su "gran impacto visual" y porque se considera "incompatible" con la protección y conservación del Camino Primitivo.

El anteproyecto de nuevo enlace con la N-VI encargado por el gobierno local a la empresa Inca pretendía crear un carril en sentido descendente y en curva desde la Rúa Santiago, a la altura del mirador de A Volta da Viña, que tendría que salvar un desnivel de 9 metros altura hasta la carretera. Este acceso obligaría a eliminar parte de la acera y crear un paso de peatones regulado por un semáforo. También desaparecería parte del actual mirador.

Patrimonio considera que la ejecución de este proyecto supondría la creación de un carril con una pendiente "moi acusada", que además perjudicaría la seguridad de los peatones con el corte de un tramo de acera y la creación de un paso con semáforo. También cree que la seguridad en la N-VI resultaría "danada" con el nuevo acceso. Asimismo, advierte de que se eliminaría parte del espacio público del mirador y se ejecutaría una "tala masiva" de la masa vegetal existente en la ladera de la carretera para construir nuevos taludes y muros de contención.

Todas estas actuaciones afectarían, según Patrimonio, a un bien Patrimonio de la Humanidad como es el Camiño Primitivo, al quedar desfigurado ese contorno urbano con un gran impacto visual. Añade que la perspectiva que se podría contemplar desde el puente romano "quedaría danada ao modificar as condicións ambientais e topográficas do lugar".

Finaliza el informe del ente de la Xunta declarando «desfavorable» el proyecto y enfatizando que "no territorio histórico as infraestruturas, e máxime ao pé da gran arteria fluvial que é o río Miño, deben deseñarse con criterios de integración paisaxística".

La Calzada será peatonal pese a vetar Patrimonio un nuevo acceso a...
Comentarios