La calle, dormitorio de coches

Un estudio apunta que el 33,8% de los lucenses aparca en la vía pública y reseña que quienes viven solos lo hacen más
Coches estacionados en una calle de Lugo. EP
photo_camera Coches estacionados en una calle de Lugo. EP

El 33,8 por ciento de los lucenses que tienen coche lo aparcan en la calle o en algún espacio fuera del edificio en el que viven. Quienes viven solos son quienes más dejan el vehículo al raso. Son los resultados de un estudio de informesmecanicos.es, una web de peritaje de automóviles.

Los datos derivan de estudios del INE y en las conclusiones se subraya que la situación laboral, los ingresos y la naturaleza de la vivienda son factores que determinan dónde se aparca el vehículo.

Se apunta, a la vez, que la decisión no es baladí, puesto que aparcar en la calle puede acarrear, en climas muy fríos, cálidos o húmedos, problemas en el motor y otras piezas, advierte la entidad de peritaje.

Así, la compañía apunta que sus peritos suelen identificar una serie de averías comunes en los vehículos que se aparcan en la calle y que dependen de la zona geográfica. "Por ejemplo, en localidades con un clima muy frío y heladas frecuentes pueden aparecer problemas de rendimiento del motor. En climas cálidos pueden encontrarse deformaciones y un mayor deterioro de los plásticos del salpicadero. En zonas cerca del mar o con mucha humedad pueden aparecer óxidos en los bajos del vehículo y problemas con las conexiones eléctricas", advierte.

Un coche que "duerme" en la calle está expuesto también a otros riesgos, desde arañazos a golpes que pueden reducir su valor a la hora de la venta.

El estudio deja constancia, en todo caso, que son mayoría los que ponen a resguardo el coche y el 66,2% cuenta con una plaza de garaje en el mismo edificio en el que se encuentra la vivienda en la que residen.

Las familias son quienes más cuidan que el coche duerma en un lugar protegido. Pero no hay solo factores de tipo social, sino también económicas. Por ejemplo, el informe apunta que el 53% de los hogares lucenses con rentas inferiores a los 1.000 euros al mes dispone de garaje en su edificio, mientras que en el caso de las rentas entre 3.000 y 5.000 euros este porcentaje asciende al 74,4%.

El barrio de residencia es también determinante, ya que en las zonas más nuevas todos los inmuebles tienen garaje, un servicio que no está disponible en muchos edificios antiguos.

Comentarios