miércoles. 29.09.2021 |
El tiempo
miércoles. 29.09.2021
El tiempo

Caixa Rural Galega cerró el ejercicio de 2019 con 5,5 millones de beneficio

AppleMark
Reunión de la asamblea general de Caixa Rural Galega, en su sede de Montero Ríos. VICTORIA RODRÍGUEZ
La asamblea general aprobó ayer las cuentas y reeligió a Manuel Varela como presidente

Caixa Rural Galega cerró el ejercicio de 2019 con un beneficio neto que superó ligeramente los 5,5 millones de euros. La entidad financiera aprobó sus cuentas en la asamblea general celebrada este sábado en su sede de Lugo, en la que también se acordó de la reelección de Manuel Varela como presidente.

Los datos son objetivamente favorables, especialmente si se tiene en cuenta que el beneficio supera al del año anterior, cuando ya se había logrado su récord de beneficios con 4,5 millones.

La asamblea confirmó, así, la buena marcha de Caixa Rural Galega, cuyas cuentas recogen unos activos que alcanzan los 1.200 millones de euros, lo que supone un crecimiento de algo más del 11 por ciento respecto al año anterior, según puso de relieve la entidad financiera, la única con sede en Lugo y que en los últimos años experimentó un importante crecimiento en el resto de Galicia.

En el balance presentado ayer también se pone en valor que los depósitos de clientes suponen casi 1.100 millones de euros y que la inversión crediticia supera los 550 millones, lo que supone crecimientos del 9,7 y del 11 por ciento, respectivamente, en relación al año anterior.

Caixa Rural Galega registró, además, una tendencia a la baja en los índices de morosidad. Así, la entidad destacó que cerró el ejercicio con una ratio de morosidad del 4,92 por ciento, lo que demuestra avances respecto a los años más difíciles de la anterior crisis económica, apuntó. De hecho, en el ejercicio anterior, esta se había situado en el 6,24 por ciento y ya entonces se había logrado un avance importante,

Además, la ratio de solvencia alcanza el 15,33 por ciento, de modo que mejora en más de dos puntos el dato de 2018 y le permite cumplir con holgura los requerimientos normativos, según puso de relieve tras la asamblea.

En la presentación del balance de la entidad, Manuel Varela, calificó el ejercicio de 2019 como exitoso, en la línea de los de los últimos años pese a las dificultades habituales, como las incertidumbres económicas actuales, la inseguridad jurídica o la persistencia de tipos de interés extremadamente bajos que dificultan el margen de actividad, manifestó el presidente de la firma.

La entidad prevé años difíciles para la economía por el impacto del coronavirus

Caixa Rural se preparará para afrontar años en los que la economía puede sufrir por el Covid y el sábado apuntó que, si bien la coyuntura no se podía calificar ya de favorable, el impacto en los primeros meses del 2020 del coronavirus hacen presagiar tiempos complejos.

La pandemia y el confinamiento tendrán efectos en la economía durante los próximos meses e incluso años, apuntó la entidad, que señaló su voluntad de contribuir a superar las dificultades. Así, dijo que espera "servir de soporte" para las actividades de sus socios y clientes, como ya ocurrió en la crisis de 2008.

Entonces, recordó, se produjo una situación generalizada de cierre crediticio, durante la cual una entidad de tamaño reducido y ámbito local como Caixa Rural Galega "foi capaz de seguir dando crédito gracias á súa posición e estrutura de balance froito dunha traxectoria de xestión prudente".

Caixa Rural quiso, a la vez, mandar un mensaje esperanzador y, así, dijo que sigue siendo optimista al menos respecto a la continuidad de su senda de crecimiento. Señaló su voluntad de seguir apostando por sus oficinas y atención personal, a la vez que incorpora la digitalización que se va imponiendo en el sector.

A la asamblea asistió el consejo rector de la cooperativa de crédito y los representantes de la juntas preparatorias celebradas las últimas semanas en Vilalba, Cambados, Pontevedra, Melide y Lugo.

Manuel Varela, hombre del rural y el cooperativismo
Manuel Varela es el tercer presidente de Caixa Rural Galega en su poco más de medio siglo de historia y la entidad apostó ayer por su continuidad en el cargo, al que llegó en 2015. Varela, originario de Santiso, municipio de la comarca de Melide, tiene una dilatada experiencia en el mundo rural y el cooperativismo y formó parte del consejo rector de la cooperativa Melisanto (de Melide, Santiso y Toques), integrada en Clun, la cooperativa gallega de segunda generación. Tiene relación también con la educación, ya que es profesor de Educación Secundaria.
Conexión
El presidente tiene, por tanto, conexión directa con un sector muy enraizado en la actividad de Caixa Rural, entidad que, más allá de su estrecho vínculo con el mundo rural, se ha ido expandiendo y hoy tiene oficinas en toda Galicia, incluidas todas las capitales provinciales y urbes más importantes, como Vigo.

Caixa Rural Galega cerró el ejercicio de 2019 con 5,5 millones de...
Comentarios