sábado. 16.01.2021 |
El tiempo
sábado. 16.01.2021
El tiempo

La búsqueda de la felicidad comienza en Año Nuevo

Muchos lucenses regresaron al gimnasio con la llegada del nuevo año.
Muchos lucenses regresaron al gimnasio con la llegada del nuevo año.
Perder peso, ponerse en forma o no fumar siguen entre los propósitos de los lucenses para 2021, aunque baja el interés por aprender idiomas
Los propósitos de Año Nuevo reflejan los deseos de las personas por buscar un cambio en sus vidas. Quien no se ha propuesto en más de una ocasión, desde una estratégica posición en el sofá, perder esos kilos de más acumulados por la pereza.

Más de un lucense comenzó el año con un sesión de running. Madrugón con la banda sonora de Carros de Fuego en los auriculares y zapatillas a estrenar. A los cinco minutos, el carro ha desaparecido y solo queda el fuego en los pulmones del atleta.

Buscar un estado de forma óptimo es uno de los propósitos más comunes para todos los mortales. Lo mejor en estos casos es ponerse en manos de un profesional.

Pablo Ferreiro, gerente de Lucus CrossFit, incrementó el número de clases de iniciación debido a la alta demanda que ha traído el cambio de año. "El teléfono suena todos los días con personas que quieren iniciarse en la práctica del CrossFit", asegura este preparador con un modelo de entrenamiento funcional que cada año cuenta con más adeptos. "Tengo las clases de iniciación de las dos próximas semanas completas", agrega.

La franja de edad a la que más interés suscitó esta práctica deportiva de alta intensidad se sitúa ", aunque cada vez más personas que superan esta franja apuestan por el CrossFit como método para ganarle la batalla a la báscula y mejorar su coordinación y resistencia. "Es un deporte que puede practicar todo el mundo, pero es cierto que cada vez es gente de mayor edad la que se apunta", constata.

El yoga es otra de las bazas para potenciar la salud mental y física, reconoce Miguel Rodríguez, de Agara Yoga. "Se nota que la gente empezó la operación postNavidad", dice, «hay quien se apunta con ese afán y otros que retoman una actividad acompañados de algún familiar», aclara.

"El yoga ayuda a la gente a ganar una mayor fuerza de voluntad y a maximizar todos los esfuerzos. El yoga se adapta a las personas", explica Miguel Rodríguez.

Precisamente, la práctica deportiva fomenta un estilo de vida sano donde se busca una alimentación acorde. Para ello, el trabajo de los dietistas-nutricionistas es fundamental.

"Perder peso es un referente en los propósitos que todos hacemos a principio de año", comenta Marta Fandiño, nutricionista al frente de la Clínica Nutripasos. El cambio de hábitos alimenticios es fundamental para rentabilizar la práctica deportiva. "Siempre incido en aprender a comer, porque una dieta estricta de pérdida de peso está limitada en el tiempo", asegura Fandiño.

La premisa en estos casos es que el cambio en los hábitos alimenticios se mantenga de por vida. "Suena difícil, pero con este sistema prevenimos el efecto rebote de las dietas de adelgazamiento, siempre con objetivos personalizados", explica. Por ello debemos atender a "perder grasa en vez de perder peso", comenta.

DEJAR DE FUMAR. Es complicado lograr unos objetivos de vida saludables si se ha caído en las garras del tabaquismo. Dejar de fumar es uno de los pensamientos recurrentes de las víctimas de la nicotina. Por ello, desde la Unidad de Tabaquismo y Trastornos Adictivos de la USC, que dirige Elisardo Becoña, catedrático en psicología clínica, se apuesta por un curso online para dejar de fumar.

"Es un tratamiento en modalidad digital con una duración de 8 sesiones de una hora de duración y que se organiza una vez por semana, donde proporcionamos estrategias para que el paciente posea más habilidades para dejar el hábito de fumar. En unos días ya se apuntaron 50 personas".

Este tratamiento pionero a nivel nacional nace gracias al boom de la telemedicina durante la pandemia. "Muchos quieren dejar de fumar porque los fumadores poseen un mayor riesgo de contagiarse de covid-19. Es una propuesta de salud más que una propuesta de Año Nuevo", admite Becoña.

La búsqueda de la felicidad perdida durante un aciago 2020 se busca en las Maldivas o en Fiji. Viajar siempre ha estado entre los deseos más perseguidos, y para ello, conocer algún idioma facilita la experiencia.

Ingrid Hughes, profesora de la academia English Centre Lugo, asegura que las matrículas de iniciados o personas que quieren perfeccionar sus conocimiento en la lengua de Shakespeare bajó.

"Este año no llegan tantos por la pandemia, pero el perfil sí cambió, ahora son alumnos que buscan el título por una oferta de trabajo o porque se lo exigen para un máster", esgrime. "Buscamos que el inglés se aprenda como un idioma y que se conozca su cultura, más que como una obligación", un argumento que comparte Alec Butcher, titular de Little Robin.

"Fuimos los primeros en implantar la modalidad online, aunque ahora contamos con muchos niños en modo presencial. Por las restricciones en los viajes se nota que hay menos adultos interesados", asevera.

Perder peso, ponerse en forma, dejar de fumar o aprender un nuevo idioma son algunos de los objetivos en 2021, aunque para otros los propósitos de Año Nuevo no existen. Son los padres.

La búsqueda de la felicidad comienza en Año Nuevo
Comentarios