La burocracia tiene Lugo a oscuras

Usuarios de As Pedreiras y C's piden el arreglo de farolas en la Rúa Filarmónica, que el Concello atribuyó a la Diputación y después a la USC ►El alumbrado del Rato sigue sin fecha de encendido y el retraso en desdoblar Duquesa de Lugo pone en peligro a viandantes 

LUGO. Usuarios de las piscinas y del resto del complejo deportivo de As Pedreiras intentan desde hace varias semanas que alguien arregle las farolas de la Rúa Filarmónica Lucense, que conduce a las instalaciones. Las piscinas tienen un horario amplio y a partir de media tarde, cuando anochece, todavía reciben muchos usuarios, tanto adultos como niños, que tienen que cruzar la calle a oscuras.

De la situación se hizo eco el grupo político Ciudadanos tras recibir quejas de usuarios. Hay farolas fundidas tanto en esa calle como en la explanada del Pazo de Deportes, donde aparcan deportistas y aficionados que acuden a las instalaciones deportivas o a entrenar por la zona y por el paseo del Miño. Los focos del aparcamiento pertenecen a la Diputación y la responsabilidad de arreglar las luminarias de la Rúa Filarmónica Lucense es de la Universidad de Santiago, según aclaró ayer a este periódico el gobierno local. Antes de eso, la administración local remitió a la Diputación a los usuarios que se dirigieron a ella para pedir una solución. «Me llamaron del Ayuntamiento para decirme que había ido un ingeniero a revisarlas y que todas las que no encienden pertenecen a la Diputación. Aquí nos dijeron que si les mandamos un escrito solicitando que las revisen, lo harán», explicó una ciudadana, que efectivamente recibió contestación del gobierno provincial. «Comunicámoslle que a súa petición foi remitida ao servizo correspondente para a súa xestión. Faremos todo o posible para mellorar os servizos que demanda», informó la Diputación.

El BNG sospecha que la luz del Rato podría tener trabas de la Hidrográfica, que en su día se actualizó

​No es la primera vez que la falta de coordinación entre el Concello y la Diputación, pese a ser del mismo signo político, entorpece o retrasa actuaciones en la ciudad. Sucedió con la playa fluvial y con el alumbrado de la Rúa Pedáneo Xoán Diego, que tardó un lustro en funcionar, y puede -sospecha el BNG- que se esté dando una situación parecida con el anunciado alumbrado del paseo del Rato, cuya obra está terminada desde el verano pero las farolas siguen sin encenderse.

Algunos usuarios de la zona deportiva alertan que adultos y niños tienen que cruzar la calle a oscuras

El proyecto fue ejecutado por la Diputación, que además será quien sufrague el consumo eléctrico, pero se llevó a cabo en coordinación con el Concello. La actuación se realizó con todos los permisos correspondientes, pero el BNG sospecha que ahora podría estar habiendo algún problema con la Confederación Hidrográfica relacionada con el impacto ambiental de las instalaciones. De momento, la Diputación no ha aclarado a qué se debe el retraso en la puesta en funcionamiento de este servicio, muy demandado porque el paseo del Rato es utilizado por muchos deportistas y aficionados.

DESDOBLAMIENTO. Otra zona negra de la ciudad es la Avenida Duquesa de Lugo porque desde la ciudad hasta el centro comercial As Termas -un recorrido que algunos ciudadanos hacen a pie- hay tramos sin alumbrado público. En primavera, el gobierno local anunció que el proyecto de desdoblamiento de esta vía, que inicialmente estaba previsto hasta el polígono de O Ceao, tendría que reducirse finalmente por falta de presupuesto al tramo más próximo a la ciudad, entre la rotonda de acceso a la Ronda Norte y la Avenida Paulo Fabio Máximo.

El BNG anunció ayer que preguntará al ejecutivo local por el proyecto. «A última resposta do goberno neste senso foi pouco esperanzadora, xa que se nos dixo que o Concello aínda busca propietarios», dijo ayer el portavoz nacionalista, Rubén Arroxo. El edil destacó la importancia de acometer esta obra y criticó al gobierno porque «só sabe vender fume».

Comentarios