José Luis Pardo de El Boni: "Volver a triunfar supone presión para el futuro"

Esta parrillada venció en el voto popular y el restaurante Nadela en el del jurado técnico
undefined
photo_camera Los premiados con los organizadores y las autoridades presentes. VICTORIA RODRÍGUEZ

Su tercer galardón consecutivo del público aporta a El Boni "más presión para futuras ediciones". Su gerente, José Luis Pardo, aseguraba este jueves que nada más concluir un certamen "ya comienza a desarrollar ideas" para el siguiente.

Generated by  IJG JPEG LibraryAppleMark
José Luis Pardo, gerente de El Boni, junto a Maite Ferreiro. VICTORIA RODRÍGUEZ

"Casi un año", precisaba. Esta vez se impuso con "una tapa con mucho sabor a mar con una presentación diferente —en una cofre de madera—", señalaba José Luis Pardo. Consistió en una gyoza (empanadilla japonesa) al vapor, rellena de rodaballo a la brasa, langostino y pulpo á feira, con una crema suave teriyaki, un aire de plancton marino, una arena de refrito de la caldeirada tradicional y una galleta de alga.

El Boni sirvió unas 1.800 tapas a lo largo de los 17 días que duró el concurso y otras 300 en los tres días de la final, prueba del éxito que tuvo ‘A leira do mar’. "El volumen de gente fue muy importante", reconocía. José Luis Pardo considera que este certamen gastronómico "cumple" con su cometido de atraer clientes a los establecimientos de hostelería en un mes como noviembre que suele ser "flojo" para el sector en la capital lucense. "Este tipo de concursos ayuda a fomentar que la gente salga más de alterne", destacaba el gerente del local ganador de las Casas Sindicales.

El Boni le tiene tomada la medida a este concurso. Ha participado cuatro veces, según recordaba este jueves su gerente, José Luis Pardo. En la primera quedó segundo en el voto popular y en las otras tres lo ganó y también obtuvo el primer premio del jurado técnico en una ocasión.

El jurado técnico, por su parte, concedió el primer premio al Restaurante Nadela por su tapa 'Canelón de polo de curral co seu zume e cogomelos de tempada'; el segundo al Paprica, 'Bonito, morrón, cebola e paixón. Que ricos de sabor!!!', y el tercero al Dotmas Bar, 'Orgasmo culinario'.

El restaurante Nadela representará a Lugo en el I Campeonato Oficial de Tapas y Pinchos de España, organizado por Hostelería de España, que se celebrará en el marco de la feria Madrid Fusión entre los días 23 y 25 del próximo mes de enero.

También obtuvieron premios el Mesón El Castillo, por "Bocado oriental", y el Restaurante España, por 'Shabu shabu de boi', por los mejores maridajes con cerveza Estrella Galicia y con vino de la denominación de origen Ribeira Sacra, respectivamente, que son dos de los patrocinadores.

El jurado técnico, que designó a estos cinco premiados entre los 12 finalistas elegidos por el público, estaba integrado por los cocineros, profesores, divulgadores y presentadores de televisión Quique Rodríguez, Juan Pozuelo, Ricardo Fernández y Mercedes González.

inyección económica. El presidente de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería y Turismo de Lugo (Apehl), Cheché Real, explicó que en las casi tres semanas de este concurso se sirvieron "cerca de 34.000", lo que generó un volumen económico de "más de 230.000 euros".

"Ademais da promoción gastronómica, preocúpanos que o concurso sexa interesante economicamente para os establecementos participantes", afirmó Cheché Real, que hizo entrega del premio a Nacho Rodríguez del restaurante Nadela, que concurría por segunda vez al concurso de la capital lucense, uno de los más veteranos de España.

La vicepresidenta de la Diputación de Lugo y concejala de Cultura, Turismo, e Promoción da Lingua, Maite Ferreiro, que entregó el galardón a José Luis Pardo de El Boni, destacó que este certamen es "unha maneira de promocionar a nosa gastronomía e supón un forte impulso económico".

"Animo á hostalería a que siga creando tapas con produtos de cercanía e de calidade para que sexan un reclamo", añadió Maite Ferreiro.

Propuestas. El director del jurado técnico, Quique Rodríguez, que destacó "el gran éxito" de esta edición y "la implicación" de todos los hosteleros, hizo hincapié en "el gran nivel tanto en presentaciones como en elaboraciones".

Este cocinero de raíces gallegas y presentador de programas gastronómicos propuso que en las próximas ediciones de este concurso se opte por "recuperar la esencia de la tapa" para que sean "bocados que se puedan comer con las manos", como, a su juicio, "hacen los grandes certámenes de nuestro país".

Quique Rodríguez puso en valor la apuesta de algunos finalistas por "el producto local y la gastronomía del lugar" en sus presentaciones, por lo que anunció que a partir de la próxima edición "dentro de los valores de calificación del jurado, además de la presentación, técnica y sabor, se sumará el valor de autenticidad para premiar aquellas tapas que apuesten por nuestro entorno".

El jurado técnico, que agradeció "el esfuerzo y trabajo" de los 37 participantes y expresó "el orgullo que sentimos por la hostelería de nuestra provincia", también puso un pero. Así aconsejó que se tengan "más presentes" productos "tan nuestros" como el pan, la patata o las verduras "de una forma creativa", pues considera que es "casi inexistente en la actualidad".

Al acto celebrado en el MIHL también asistieron, entre otras autoridades, la diputada provincial de Réxime Interior, Promoción do Territorio e Turismo, Pilar García Porto; el edil de Xuventude e Deportes, Mauricio Repetto, y la concejala de Participación e Servizos para a Veciñanza, Cristina López.

Nacho Rodríguez de restaurante Nadela: "Es muy beneficioso que se celebren certámenes gastronómicos"

A la segunda fue la vencida para el restaurante Nadela. Su gerente explicaba ayer que el primer premio concedido por el jurado técnico es "bienvenido y agradecido", pues ve "materializado el trabajo de años, de profesionalización... " y también cree que "pone en valor el buen hacer" de las cocinas de los locales lucenses. Restaurante Nadela representará el mes que viene a Lugo en el I Campeonato Oficial de Tapas y Pinchos de España.

Generated by  IJG JPEG LibraryAppleMark
Nacho Rodríguez, de restaurante Nadela, recoge el premio de la mano de Cheché Real. VICTORIA RODRÍGUEZ

"Estamos muy contentos de poder llevar parte de nuestra ciudad a Madrid para que sea conocida y de ser abanderados allí de nuestra hostelería", afirmó Nacho Rodríguez. Nadela concurría, en esta segunda vez, al certamen lucense con la tapa de un canelón de pollo campero, asado lentamente y desmenuzado, que liga su propio jugo con un producto de temporada, los boletus, un salteado de castañas, también propio de esta época del año y autóctono, y un crujiente.

Este empresario de hostelería considera "muy beneficioso" que se celebren certámenes gastronómicos como este porque contribuyen a que se genere un movimiento de personas. "Este concurso siempre atrae a gente que no es cliente habitual. El 90% vino ex profeso a probar la tapa. Nos permite que conozcan el restaurante", afirmó Nacho Rodríguez.

Comentarios