Lunes. 15.10.2018 |
El tiempo
Lunes. 15.10.2018
El tiempo

Los bomberos de Lugo retiraron hasta cuatro nidos de velutinas en un día

José Méndez, en el lugar donde fue atacado. XESÚS PONTE
José Méndez, en el lugar donde fue atacado. XESÚS PONTE

Actúan en el casco urbano al considerarse "emergencias", pero la competencia es de la Xunta, que pide colaboración al Concello

El servicio municipal de bomberos retiró esta semana en la ciudad cuatro nidos de velutinas en un solo día, lo que da idea de lo extendida que está la especie asiática, no solo en el medio rural. Varios estaban en la Praza das Illas, en el barrio de Montirón, donde una familia tuvo que dejar su casa unos días porque un niño es alérgico.

Los bomberos actúan en el casco urbano porque se consideran casos de emergencia y porque el servicio de retirada de nidos de la Xunta, que en realidad es la administración competente, tarda más en intervenir de lo que muchos ciudadanos están dispuestos a esperar, debido a la alarma que se ha generado en los últimos tiempos por picaduras e incluso fallecimientos.

Desde principios de julio, los bomberos retiraron diez nidos en la ciudad. Algunas de las zonas de riesgo elevado donde tuvieron que intervenir fueron el hotel Méndez Núñez y el parque de A Milagrosa. Los bomberos también acudieron a algún domicilio, sin coste para el propietario al considerarse una situación de riesgo.

La Xunta lleva retirados 50 nidos de velutina en el ayuntamiento de Lugo desde principios de año hasta el 6 de agosto

Los bomberos tuvieron que dotarse de trajes especiales para actuar contra las velutinas, ya que el aguijón de esto insecto traspasa la típica vestimenta de apicultor. Primero echan un insecticida en el nido y después lo retiran.

Cuando los ciudadanos sospechan de la presencia de avispas velutinas deben llamar al teléfono 012 y el aviso es remitido a las agrupaciones locales de emergencias (GES) o a los respectivos concellos, si estos se han adherido al plan de la Xunta de Galicia como entidades colaboradoras. No es el caso de Lugo, por lo que el 012 remite el aviso a la Consellería de Medio Rural. Si no es una intervención urgente, esta retira el nido a través de la empresa Tragsa. Si hay riesgo para las personas, la consellería da aviso a los bomberos.

La consellería pide a los concellos "que si teñen recursos, como é o caso de Lugo", dice, que se adhieran al plan de control de la Xunta "para unha correcta coordinación e para non duplicar esforzos". Sin embargo, el gobierno local considera que eso supone firmar un convenio "moi lesivo para os seus intereses. A Xunta facilita unha pértiga e varios traxes e traslada toda a responsabilidade e competencia aos concellos no control e retirada de niños", se queja la concejalía de medio ambiente.

PLAGA. El gobierno lucense pide que se declare la avispa velutina como plaga y que sea la Xunta, "cos recursos e persoal axeitado", la que elabore un plan integral de eliminación de la especie. "Esperar os avisos para retirar os niños, como fai agora a Xunta, non é un plan", denuncia.

La Xunta lleva retirados 50 nidos de velutina en el ayuntamiento de Lugo desde principios de año hasta el 6 de agosto. En la provincia eliminó 365 y el año pasado, 2.530.

La administración autonómica inició el plan de control de la velutina en 2016, cuando se detectó que el insecto podría ser una amenaza para la producción de miel en Galicia. Aunque, en realidad, se empezó a eliminar nidos en 2012. Desde entonces se retiraron más de seis mil en toda Galicia.

José Méndez, afectado por picaduras: "A dor era insoportable, coma se o veleno me queimase por dentro"
Se está convirtiendo en habitual entre los lucenses acudir al Hula alertados por las picaduras de las famosas avispas asiáticas. La preocupación por la ya asumida como ‘plaga’ entre las autoridades, se expande por las fronteras de la provincia.

Los verdes alrededores de Castelo fueron estaba vez los elegidos por las avispas, que sorprendieron a un vecino que trabajaba la zona. "Estaba rozando unha finca co tractor e sorprendéronme unhas dez avespas", asegura José Méndez Fernández, quien consiguió capturar a uno de los insectos que lo atacaron y pasó a describirlo como "enorme, moito máis grande que unha normal, moi negra con trazos amarelos". Aunque no puede asegurar con certeza que esta especie cumpliese los requisitos de la asiática, confirma que "a cantidade de veleno que levaba dentro causaba unha dor insoportable".

José sufrió dos picaduras en el antebrazo derecho, a la altura del codo. De un momento para otro "estábanme acribillando e o brazo doíame coma se me queimase por dentro". El vecino de Castelo decidió dejar a un lado sus labores y acudir al hospital como medida preventiva ante posibles complicaciones.

TRATAMIENTO. "Déronme unha inxección e un calmante, ademais de receitarme unhas pastillas que debo tomar durante unha semana", asegura José. Aunque por suerte no es alérgico, la cantidad de veneno que las avispas introdujeron en su cuerpo era alta, y podría llegar a ser peligrosa. Por tanto, los médicos, además de ofrecerle la atención necesaria en el momento —suministrarle una inyección y un calmante para reducir los efectos del dolor—, le recetaron un tratamiento de una semana.

Por el momento, José Méndez no piensa en volver a trabajar a la finca. Él y los demás vecinos de la zona dieron el aviso a los servicios de retirada de nidos a través del teléfono 112, sin embargo, este continúa colapsado y prioriza su atención en las zonas más afectadas. En este caso, se deberá primero averiguar dónde está el nido y asegurarse de qué especie se trata. 
 

 

Los bomberos de Lugo retiraron hasta cuatro nidos de velutinas en...
Comentarios