jueves. 28.10.2021 |
El tiempo
jueves. 28.10.2021
El tiempo

El BNG no cree la palabra de la Xunta y pide cambiar el DOG para poner barracas

Los feriantes, durante la protesta del lunes. SEBAS SENANDE
Los feriantes, durante la protesta del lunes. SEBAS SENANDE
Javier Arias asegura que la norma ya permite su instalación sin necesidad de perimetrar ni cerrar el recinto ferial

Con San Froilán llamando a la puerta, una diferencia de criterio a la hora de interpretar una norma mantiene bloqueada la posibilidad de que este año se puedan instalar las barracas, uno de los grandes atractivos de las fiestas de Lugo junto con las casetas del pulpo, que tampoco se abrirán. Este lunes la Xunta trató de desbloquear el tema ofreciendo oficialmente una interpretación de su propia norma que facilitaría la instalación del ferial, pero el área de cultura que dirige la nacionalista Maite Ferreiro insistió en mantener su propio criterio y exigió que la Xunta rectifique el Diario Oficial de Galicia (DOG) para aclarar esa orden.

El principal argumento que la concejalía del BNG ha ofrecido a los feriantes y a los ciudadanos para negarse a instalar el ferial de San Froilán –reducido y solo para barraca–- es que, según su lectura de la normativa, esta obliga a cerrar todo el perímetro del ferial, dejando solo una entrada y una salida, y a vigilar el aforo de manera que solo haya una persona cada tres metros cuadrados. De todo ello sería responsable el Concello.

SIN PERÍMETROS. Sin embargo, el delegado de la Xunta, Javier Arias, aclaró públicamente que "en ningún apartado se habla de perimetrar nada, la normativa dice que cada atracción debe tener una entrada y una salida, pero no hay nada sobre un recinto ferial perimetrado". Además, recordó que ahora la distancia social no es de tres metros, sino de metro y medio para los lugares de tránsito, mientras que la referencia a los tres metros cuadrados se refiere a las atracciones. En estas circunstancias, asegura la Xunta, el Concello no debería hacer otra cosa que vigilar las aglomeraciones en el ferial como vigila las de cualquier otra calle.

"Todo esto ya figuraba en el DOG del 5 de agosto", explicó Arias, "dos meses antes de que empiece el San Froilán, con tiempo de haber preguntado o pedido una aclaración antes de empezar a echar balones fuera. Pero no lo hicieron, por lo que creo que el BNG en ningún momento valoró con seriedad ni voluntad política instalar las barracas".

El Concello insiste en dar otra interpretación al texto y se niega a asumir la responsabilidad si no hay corrección oficial

Desde la concejalía niegan este extremo, pero mantienen su negativa con una nueva exigencia: que esta interpretación que da la Xunta se publique oficialmente en DOG, aclarando el texto anterior. "Se queren, hoxe mesmo poden publicar no DOG", reprochan, para recordar que si pasara algo sería el gobierno municipal el responsable, "non a Xunta. Queremos unhas directrices claras por parte da autoridade sanitaria".

De todos modos, ni siquiera la publicación en el DOG de la aclaración exigida aseguraría que Lugo pudiera contar con barracas en San Froilán, porque "logo habería que ver cos técnicos se da tempo ou non a instalar o ferial, a conectar a electricidade e os demáis servizos. E esa non é unha decisión política, é dos técnicos e das empresas submistradoras".

Pese a todo, el BNG reconoció que este último no sería un problema insuperable, ya que los propios barraquistas son conscientes del mismo e incluso se ofrecieron a retrasar unos días la instalación de las atracciones aunque no pudieran empezar a trabajar desde el principio de la fiestas.

"La Xunta lo ha dejado bien claro, ya no es un tema de legalidad o no"

Ángel Gregorio Gutiérrez, presidente de la Unión de Industriales Feriantes de España, comunicó este lunes a este diario su intención de presentar por registro vía electrónica una petición para volver a reunirse este miércoles con la concejala de cultura, Maite Ferreiro.

En su opinión, "la Xunta se ha pronunciado y lo ha dejado bien claro. Lo ha dicho públicamente y lo ha escuchado todo el mundo: Maite Ferreiro debería retomar la instalación del ferial, porque ya no es un asunto de legalidad o no".

Gutiérrez animó al Concello de Lugo a "hacer como otros ayuntamientos y coger la sartén por el mango", tanto por el bien de unos barraquistas que "lo están pasando muy mal" como por el propio San Froilán, "una feria que hace que Lugo suene por toda España como referencia. A la ciudad también le vendría muy bien el impulso económico que podamos aportar".

PARTIDO POPULAR. Por su parte, Ramón Carballo, portavoz del PP en el Concello, lamentó "a comedia que están interpretando o PSOE e o BNG de Lugo" y se preguntó "como é posible que a decisión de que non haxa barracas a argumenten como unha proposta de goberno e logo o PSOE pida ao seu socio, o BNG, alternativas para os feirantes".

En opinión de Carballo, "un dos motivos polo que os nacionalistas non queren montar as barracas é o fracaso do plan de tráfico que hai no entorno do parque Rosalía polas obras da Ronda da Muralla. Sería imposible montar as atraccións xa que non terían por onde canalizar o tráfico rodado".

El BNG no cree la palabra de la Xunta y pide cambiar el DOG para...
Comentarios