Pepa, la benjamina de la familia

Un matrimonio de A Residencia y sus dos hijas se han hecho cargo de una corderita de tan solo 10 días, a la que repudió su madre
Ainara y Lia le dan el biberón a Pepa. VICTORIA RODRÍGUEZ
photo_camera Ainara y Lia le dan el biberón a Pepa. VICTORIA RODRÍGUEZ

Ainara, de 11 años, y su hermana, Lia, de 5, han añadido una nueva tarea a su ajetreada agenda diaria, el cuidado de una cría de oveja, de solo diez días de vida. Su nueva mascota se llama Pepa. Si hubiesen conocido la célebre serie de dibujos animados de los años 70 Heidi probablemente no se hubiesen resistido a bautizarla como Copito de Nieve.

Sus padres, Nuria Vázquez y José Vilariño, han acogido temporalmente en su casa a esta corderita porque su progenitora, que es primeriza, la repudió a las 48 horas de nacer.

Pepa se ha convertido en una nueva compañera de juegos para Ainara y Lia. Cuando corretean con ella por las calles de su barrio, A Residencia, sus vecinos les dicen que es "muy mona". En esos paseos a veces les acompaña su perro, un viejo boxer, de nombre Camel, que tiene 12 años.

Cada día Ainara, con la ayuda de su hermana, le da tres veces el biberón a esta corderita, "un litro de leche por la mañana, medio al mediodía y otro litro por la noche", según detalla.

Esa tarea la hace entre sus múltiples obligaciones. Esta niña, que cursa 6º de primaria, practica gimnasia rítmica y equitación. El mes pasado se estrenaba compitiendo en un raid en la localidad coruñesa de Brión, gracias, según cuenta, a la colaboración desinteresada de un pareja que participa en estas pruebas, Pablo López y Marina Font.

Ainara se declara "una amante de los animales". Además de su pasión por los caballos, en casa tiene un canario, una tortuga y un acuario con peces. No descarta, cuando sea adulta, encauzar su debilidad hacia el estudio del grado de Veterinaria.

Su hermana Lia también saca tiempo de donde sea para cuidar de Pepa. Cursa 6º de infantil y practica baile. Dice que el último miembro en llegar a la familia es "muy cariñosa".

Hace diez días en O Picato

Esta corderita venía al mundo el pasado Martes de Carnaval en O Picato. El padre de las niñas tiene un rebaño de ovejas en una finca de ese pueblo para que la "desbrocen".

El primer día su progenitora cuidaba de Pepa, pero a las 48 horas le desapareció ese instinto maternal y se desentendió de ella. Fue entonces cuando esta familia de A Residencia acogió a la cría en su hogar.

La intención de los padres de Ainara y Lia es que esta sea una acogida temporal, no un adopción. Prevén devolver a Pepa a su rebaño cuando esta tenga un mes de vida para ver si entonces su familia biológica ya la acepta.

Mientras tanto, esta corderita hará las delicias de las dos niñas y de sus vecinos cuando se crucen con esta cría de oveja por la calle.

Comentarios