miércoles. 01.12.2021 |
El tiempo
miércoles. 01.12.2021
El tiempo

El bebé más prematuro nacido en Lugo lo hizo con 25 semanas y 500 gramos

Generated by  IJG JPEG Library
Generated by  IJG JPEG Library
AppleMark
Reunión de familias con niños prematuros en el Hula en 2018. VICTORIA RODRÍGUEZ
En el Hula nacen un 5% de niños antes de la semana 37, frente al 7% de la media estatal

El bebé más prematuro que la unidad del Hula ha sacado adelante llegó al mundo a las 25 semanas de embarazo y con un peso de 500 gramos. Nació este pasado enero, aún en una pandemia que, en Lugo, al contrario que en muchos otros hospitales de España, no trajo consigo un incremento de partos prematuros, según admitió la pediatra Isabel López Conde.

En el Día del Niño Prematuro, esta especialista recordó que el Hula tiene una tasa de nacimientos antes de las 37 semanas de un 5%, mientras que la media española es de un 7%. Esa tasa y esa diferencia de dos puntos porcentuales se mantiene estable desde hace años pero lo que sí se percibió durante el pasado ejercicio fue el descenso de los nacimientos.

La doctora López Conde explica  que se trata de una tendencia observada desde hace años. No hace tanto nacían 1.500 bebés al año y en 2020 lo hicieron 1.124, 50 menos que en 2019. Pero, además, en el año pandémico se retrasaron muchos tratamientos de fertilidad. A parejas que estaban ya recibiéndolos se les retrasaron citas mientras que otras que tenían intención de iniciarlas o que podían llegar a plantearse someterse a un tratamiento postergaron su comienzo. Todo eso tuvo un reflejo en los partos registrados el año pasado.

Aunque las unidades de prematuros cada vez tienen más capacidad de dar soporte a niños de menor tiempo y peso, los grandes prematuros siguen teniendo secuelas. "En esos casos suelen darse secuelas neurológicas, desde las más leves como un déficit de atención, hasta otras como retrasos en el desarrollo o autismo", explica la pediatra de la unidad del Hula. La mayoría de esos niños necesitan terapias de atención temprana.

Las segundas consecuencias más comunes son las respiratorias, por la inmadurez de los pulmones con la que nacen muchos de estos bebés, lo que obliga a algunos de ellos a recibir tratamiento con inhaladores mientras crecen.

El principal riesgo de un bebé prematuro es el de hemorragia cerebral, de nuevo debido a la inmadurez. Puede darse una leve que no deje secuelas pero también las hay de un grado superior, con consecuencias gravísimas para el niño

El bebé más prematuro nacido en Lugo lo hizo con 25 semanas y 500...
Comentarios